ADRIANZEN: “LA LIBERTAD ES EL MEJOR ANTÍDOTO CONTRA EL COVID”

ADRIANZEN: “LA LIBERTAD ES EL MEJOR ANTÍDOTO CONTRA EL COVID”

El economista Carlos Adrianzén señaló que las supuestas barreras políticas y económicas impuestas por el Gobierno para combatir el Covid-19 han puesto a nuestra economía en caída libre, y que desde el Ejecutivo  se tiene una visión estatista de cómo manejar la pandemia.

A la izquierda no les preocupa la recesión porque son amantes de redistribuir pobreza”

 “Seguro que su visión (la del Gobierno) es bien intencionada, pero estatista. Ellos muy fácilmente proscriben las actividades, nos ponen barreras políticas y sanitarias supuestamente para combatir el virus; lo que significa quitar libertades políticas y económicas, despertando una recesión bárbara que ha deprimido la recaudación, y que gente del mismo Gobierno proyecta que para este año alcanzará un déficit del 10%, que debemos pagar los privados”, argumentó.

En una entrevista al programa político Rey con Barba, el también decano de la Facultad de Economía de la Universidad Peruana de Ciencias, enfatizó que a los sectores de izquierda no les preocupa mucho la recesión porque son amantes de redistribuir pobreza. “Pero al pueblo que hoy sufre el tránsito hacia más informalidad, que significa más atraso, hay que darle la mayor libertad económica y política posibles.  

El mejor antídoto

el mejor antídoto contra el coronavirus es la libertad como muestran Taiwán y Suecia respecto al Perú”.

Al sustentar su análisis respecto a la crítica situación que se vive en el Perú, señaló no hay cuidado con las medidas que ha tomado el gobierno respecto a las fases de reactivación porque, en primer lugar, la pandemia sigue avanzando, estamos en el puesto ocho  de la tasa de infección, peor que Italia y Suecia.

Esta falla en el sistema de salud pública va a afectar el lado económico. Recordó que antes de la pandemia “estábamos tomando un ticket a Caracas el país crecía menos; el año pasado en crecimiento en términos percápita era 1 y pico por ciento después de haber crecido entre 5% y 70% seis años antes”.

Recordó que de pronto irrumpió en el país el virus proveniente de China y el Gobierno impuso barreras políticas y sanitarias, “lo que en la práctica significan opresión a las libertades políticas y económicas. Esto significa que la proscripción de actividades prohíbe producir a muchísimos sectores, sin que el Gobierno revierta sus gastos.”

Ante una interrogante de los conductores del espacio televisivo, Rafael Rey y José Barba, el académico señaló que los protocolos son aplicados por las autoridades con un criterio francamente recesivo, como por ejemplo exigirle a una empresa de 20 personas que contrate una enfermera. “Esto  demuestra que no hay interés en que haya reactivación”.

Esta opinión fue comentada por Rey al decir que esta exigencia de pedir que se contrate enfermeras significaría que deberían emplear no menos de 20 mil  profesionales de salud, porque 20 mil son las empresas que intentan de reiniciar sus actividades en y la mayoría de ellas está abocada a combatir el mal en las clínicas y hospitales.

Sin criterios

el Gobierno no sabe cómo aplicar los criterios mínimos de salud pública”

Esta es otra de las barbaridades que hace el Gobierno con el sector privado, argumentó Rey, para en seguida agregar Adrianzén que el Gobierno no sabe cómo aplicar los criterios mínimos de salud pública y que más bien mediante estas presiones generan que muchos más formales ingresen a la informalidad y se incremente el número de contagiados.

El decano de la UPC recordó que en alguna oportunidad el Nobel de Economía Milton Friedman comentó que “si uno le encarga a la burocracia la administración de la arena de un desierto, como el de Pisco o Sahara, es seguro que va a faltar arena”.

“Manejar la salud pública en época de pandemia es algo que el sector público no puede hacer. Lo estamos viendo día a día y estas medidas nos están llevando a la recesión que pueden costar quinquenios de atraso al país y que será muy difícil de recuperar”.

En ese sentido, Adrianzen sostiene que mucha gente cree que las medidas impuestas por el Ejecutivo son un tránsito hacia una mayor opresión a la libertad política, a la libertad económica y también un cuestionamiento a los derechos a la propiedad como lo demuestra la carta de cuatro embajadores de igual número de socios comerciales de nuestro país al respecto del no respeto a la ley y a la propiedad en el Perú.

Esto último, a propósito del reclamo público hecho por las embajadas de Canadá, Australia, Francia y Colombia en el Perú, las mismas que enviaron una carta al presidente del Congreso de la República, Manuel Merino de Lama, expresando su preocupación por la ley que suspende el cobro de peajes durante el estado de emergencia (Ley N° 31018), la cual fue aprobada por insistencia en el Poder Legislativo.

Frente a ello, Adrianzén sostuvo que el Congreso y el Ejecutivo juegan en pared. Este es un Congreso que proviene de una elección donde no hubo neutralidad y  aun así los grupos afines al gobierno sacaron solo cuatro de cada diez votos.

“Dejémoslo ahí. Los congresistas están desesperados por ganar legitimidad forzada con demagogia”, dijo.

Refinería de Talara

Sin embargo, el docente universitario dijo que hay que decirle “bien” a lo que el gobierno haga bien, y cuando no hace bien las cosas hay que exigirle que se rectifique decirle.

“Con eso del protocolo y la cuarentena les está yendo mal. Transita en una dirección agresiva, ante lo cual hay que decirle: Nada de refinería de Talara (donde se están invirtiendo US$ 5, 500 millones), nada de gasoducto, y más bien priorizare la salud”.

En este sentido demandó al Gobierno analizar el tema de la refinería de Talara, y volcar su interés y las inversiones en los sectores de la salud, los sectores Defensa e Interior y la Contraloría, “que son claves en esta pandemia que inició en Wuhan, China”, enfatizó.

Redirigir el gasto público significa reforzar todos los sectores que enfrentan la pandemia y ayudar a las familias que se encuentran en necesidad extrema, y nada de Swing (Richard Cisneros) dijo; en referencia al individuo de la farándula al que el sector Cultura pagó más de S/170 mil por charlas de motivación, para lo que no está preparado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: