Álvaro Vargas Llosa sobre la conversación del presidente Sagasti con su padre: «No veo nada delictuoso en eso»

El hijo del premio Nobel solicitó más cautela al mandatario de la República y también a su gabinete, porque este tipo de reuniones podrían perjudicarlos con especulaciones que dañarían su estancia en la función pública.

Álvaro Vargas Llosa, escritor e hijo de Mario Vargas Llosa, rechazó las acusaciones en contra del presidente de la República, Francisco Sagasti, y también las críticas que le hicieron a su padre por haberse comunicado ante la coyuntura electoral. La conversación de ambas figuras se reveló ayer por la noche en redes sociales.

Además, el periodista declaró que la posibilidad de que el jefe de Estado sea vacado por intercambiar palabras con Mario Vargas Llosa sería exagerado, ya que el hecho motivaría entrar, más aún, en la incertidumbre pues tan solo faltan pocas fechas para culminar el mandato del presidente de transición y las instituciones electorales están terminando de contabilizar las actas para definir al próximo presidente de la República.

«No soy experto en derecho constitucional. Simplemente digo que es una conversación cuyo contenido no voy a revelar pero no veo nada en esa conversación que sea delictuoso ni írrito a lo que son las normas democráticas», dijo.

Por otra parte, el presidente Sagasti confirmó que se comunicó con el escritor peruano para mantener la tranquilidad en estas elecciones polarizada a través de personas cercanas a los candidatos presidenciales.

«La tarea de un jefe de Estado es hacer que el país mantenga la serenidad y la calma en momentos difíciles y complejos. En ese esfuerzo me puse en comunicación con varias personas que, entendía, tienen contacto con ambas candidaturas. Mi pedido fue el mismo para ambos: bajar la tensión y esperar los resultados oficiales. Una de esas personas fue Mario Vargas Llosa», manifestó por redes sociales.

En ese sentido, el hijo mayor de los Vargas Llosa indicó que la charla que ocurrió el miércoles 9 de junio entre el mandatario peruano y su padre podría ser motivo de especulación. Por esa razón, enfatizó en que las autoridades peruanas deben ser más precavidas ante este tipo de situaciones porque las personas podrían malinterpretar las intenciones.

«Lo que sí veo en este clima es que ese tipo de conversaciones se prestan a todo tipo de suspicacias. Por eso creo que haría bien el presidente, la primera ministra y ministros de Estado en actuar con extremo cuidado precisamente para que no se den actuaciones que den pie a estas especulaciones», enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: