Audi sienta las bases de su regreso a Le Mans

El sucesor del exitoso Audi R18 está tomando forma: Audi volverá a Le Mans y a las carreras de prototipos con un vehículo electrificado en 2023.

“La nueva categoría LMDh encaja perfectamente con la renovada estructura de nuestro departamento de competencia”, declara Julius Seebach, Director de Audi Sport GmbH y responsable de Motorsport en Audi.

“Este reglamento nos permitirá participar en las carreras más prestigiosas del mundo con vehículos fascinantes. Además, nos serviremos de las sinergias dentro del Grupo Volkswagen”.

El sucesor del Audi R18 está siendo construido en cooperación con Porsche. “Una de las grandes fortalezas del Grupo Volkswagen es la colaboración entre marcas en el desarrollo de autos de calle”, explica Seebach. “Ahora trasladamos esta estrategia de éxito a la competencia. No obstante, el nuevo prototipo será un Audi tan auténtico como el RS e-tron GT presentado recientemente, que ha utilizado una plataforma compartida con Porsche”.

El prototipo para la nueva categoría LMDh está siendo desarrollado actualmente en Audi Sport, en paralelo con el innovador SUV diseñado para competir en el Rally Dakar. “Por supuesto, el equipo del raid tiene una mayor presión, ya que quedan menos de ocho meses hasta nuestra primera participación en el Rally Dakar en 2022″, declara Andreas Ross, responsable de todos los programas oficiales de competencia en Audi Sport. “Pero también queremos estar perfectamente preparados para nuestra vuelta a Le Mans. Por eso trabajamos de forma paralela en ambos proyectos con la máxima prioridad”.

Mientras tanto, se han tomado todas las decisiones relativas al concepto del nuevo prototipo. “Tenemos un socio para el chasis y hemos decidido el sistema de propulsión. Junto con nuestros compañeros de Audi Design, estamos definiendo un diseño que emocionará a nuestros seguidores”, añade Andreas Roos. “Nuestro objetivo es que el primer prototipo esté construido para principios del próximo año, y que complete sus primeras vueltas en el primer trimestre”.

Posteriormente, afrontará un intenso programa de pruebas a lo largo de 2022. Está previsto que la primera carrera en la que participe sea las 24 Horas de Daytona (Estados Unidos) de 2023.

La normativa, que ha sido creada para conseguir la máxima eficiencia en cuanto a costes, también permite que el nuevo prototipo de competencia de Audi sea interesante para los equipos cliente. “Con el proyecto LMDh, continuamos con la filosofía de nuestros primeros años compitiendo con prototipos”, señala Andreas Ross.

“El Audi R8 no solo fue el auto de carreras más exitoso de su tiempo, entre los años 2000 y 2006, con 63 victorias en 80 pruebas; también sumó numerosos éxitos en manos de nuestros clientes, siendo muy fácil de gestionar por ellos. Esta es también la premisa con la electrificación del nuevo prototipo. Nuestro objetivo es ponerlo en manos de equipos cliente profesionales desde el principio, que competirán en pista junto con nuestros autos de fábrica. Estamos evaluando internamente cómo lo haremos”, indicó.

La posibilidad de luchar por victorias absolutas y títulos con un Audi en las 24 Horas de Le Mans, las 24 Horas de Daytona, en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) y en el IMSA, constituyen una perspectiva atractiva para muchos equipos. El nuevo auto de carreras LMDh ya ha despertado un gran interés.

Audi tiene el récord de distancia completada en las 24 Horas de Le Mans y ha ganado la carrera de resistencia más importante del mundo en 13 ocasiones. Los equipos cliente de Audi lograron victorias absolutas en Le Mans en 2004 y 2005.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: