Austria recomienda no vacunar a mayores de 65 con AstraZeneca

 

 

La Junta Nacional de Vacunación de Austria recomienda usar las dosis contra la COVID-19 en la población entre 18 y 65 años, pues considera que no existen datos sobre su efectividad en poblaciones de mayor edad

La Junta Nacional de Vacunación de Austria ha recomendado a sus autoridades sanitarias utilizar la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 solamente para la población entre los 18 y 65 años de edad, ya que no existen datos suficientes sobre su efectividad y seguridad entre los mayores de 65, informa hoy la radio televisión pública ORF.

“Los datos de inmunidad y seguridad son comparables a los de la gente más joven. [Pero] debido al escaso tamaño de la muestra (de los estudios previos) no es posible aseverar con seguridad su efectividad para este grupo de edad”, asegura la Junta en un comunicado.

En todo caso, el organismo señala también que si existen problemas logísticos que impidan el uso de las otras dos vacunas aprobadas en la Unión Europea (UE), las de BioNtech/Pfizer Moderna, se podrá utilizar el fármaco de AstraZeneca también en mayores de 65 años.

Este lunes, el canciller federal, Sebastian Kurz, se reunirá con los gobernadores regionales y su comité de expertos para coordinar el plan nacional de vacunación, que avanza lentamente, como en el resto de la UE ante la escasez de vacunas.

Las autoridades austríacas prevén empezar a vacunar con el fármaco de AstraZeneca a partir del 7 de febrero, aunque parece difícil que el nuevo fármaco permita alcanzar el objetivo de vacunar a toda la población mayor de 65 para finales de marzo, como en un primer momento se propuso el Ejecutivo.

Kurz defendió en enero que la UE debía aprobar cuanto antes el uso del fármaco, ya que, en su opinión, la compañía británica-sueca podría enviar al país 2 millones de dosis hasta finales de marzo.

Finalmente, el número de dosis que recibirá Austria será mucho menor, ya que de las 80 millones que debía entregar AstraZeneca a la UE solo llegarán 40 millones, según anunció el domingo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Este lunes, las autoridades sanitarias austríacas han reportado 1.124 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, en línea con los datos de las últimas semanas.

La incidencia acumulada en el país se mantiene estancada en el entorno de los 100 casos por cada 100.000 habitantes, a pesar del confinamiento nacional decretado a finales de diciembre, que debería termina este fin de semana.

Fuente: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: