BARBA: “DEL POLLO DE CASTILLO NO QUEDÓ NI UNA SOLA PLUMA”

Las elecciones pulverizaron a Perú Libre, el llamado ‘partido del pueblo’ que llevó al Gobierno al profesor rural. En Lima sacó el 1.7 de votos y no ganaron en ninguna de las 16 regiones donde presentaron candidatos.

Perú Libre, el llamado ‘Partido del pueblo’ que llevó al gobierno a Pedro Castillo, apenas obtuvo el 1.7% de votación en Lima y a escala nacional no habría logrado ninguna alcaldía o presidencia regional, según la tendencia estadística que se mantuvo hasta las primeras horas de hoy.

“El rotundo fracaso del partido de propiedad de Vladimir Cerrón habría sido borrado del mapa electoral en los gobiernos regionales del Perú. No recuerdo un populismo latinoamericano que haya fracasado tano en poco más de un año”, escribió el economista y Gonzalo Banda.

El analista político José Barba Caballero se preguntó a poco de darse el flash de los resultados electorales: “¿qué pasó? Según Cerrón, Perú Libre estaba listo para dar una gran sorpresa electoral; pero, ay, maldita realidad, ni un solo alcalde o gobierno regional en todo el país…salvo en algunos distritos olvidados del corredor minero”.

Barba completó su comentario en su cuenta personal de Twitter señalando: “del pollo (no quedó) una sola pluma”, en alusión al cuento que contaba el presidente sobre si el ‘pollo estaba vivo o muerto…”

“Castillo Terrones, con la cantidad de votación que ha obtenido tu partido, en Lima y provincias, debes entender que los peruanos te repudiamos y debes dejar el poder y fugar del país antes que la justicia te alcance”, señalan los internautas en una serie de mensajes.

“UN PARTIDO QUE DEJA MUCHAS DUDAS”

Por su parte, Renato Balarezo escribió: “no creo  que exista algo similar en el mundo. Tenemos un presidente que pertenece a un partido que saca 1.7% en la capital y no gana nada en ninguna región, ni siquiera en Junín, región que los perulibristas la consideraban como su bastión”.

Acerca de la debacle del partido de Gobierno, los usuarios de las redes escribieron que el “triunfo de Castillo en las elecciones presidenciales, que hasta ahora se duda de su transparencia, fue producto de la victimización del candidato y el mensaje de odio que propaló, principalmente contra su adversaria, Keiko Fujimori”.

CASTIGO A KEIKO Y CERRÓN

También recuerdan que los partidarios del partido oficialista pregonaron en su campaña electoral que “el siguiente objetivo de su organización era arrasar en las elecciones regionales y exigir la convocatoria a la Asamblea Constituyente”.

A nivel regional, las cifras a boca de urna dejaron fuera de los primeros lugares a Perú Libre. En ninguna de las 16 jurisdicciones que intentaron el gobierno regional llegaron a ocupar alguno de los primeros puestos. Perú Libre presentó candidatos para gobiernos regionales de Arequipa, Cusco, Huánuco, Junín y La Libertad. También en Lambayeque, Lima Provincia, Loreto, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Piura, Puno, Tacna, Tumbes y Ucayali.

Ismael Abdalá señaló que los grandes perdedores son Vladimir Cerrón y Keiko Fujimori. “Ambos recibieron un rechazo absoluto a nivel nacional a pesar que se suponía que eran ‘líderes’ que, en teoría, se dedican al 100% a la vida partidaria. ¿Qué clase de partidos vacíos han construido? ¿Dónde están las ‘bases’? ¿Dónde están los nuevos rostros? Nada de Nada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: