¿Calambres en el cuerpo?: Aprende a prevenir y tratar los calambres musculares.

  • Algunas personas, debido a su edad o su condición, pueden ser más propensas a presentar calambares, como los adultos mayores, personas con sobrepeso, atletas de alto rendimiento, mujeres embarazadas y personas con enfermedades neurológicas y tiroideas.

 Todos hemos sufrido alguna vez de un espasmo muscular doloroso, llamado también calambre muscular y, si bien algunas de sus causas usuales son el ejercicio excesivo, a veces pueden presentarse también por tensión en alguna zona de nuestro cuerpo o por nuestra postura.

“Los calambres musculares causan una sensación dolorosa que, aunque son soportables, son desagradables, sin embargo, existen algunas maneras de evitarlos o prevenirlos. Las causas están relacionadas a un sobreesfuerzo muscular por alguna comprensión nerviosa, problemas de irrigación sanguínea, embarazo y, según últimas investigaciones, por desequilibrio de líquidos y electrolitos como magnesio, potasio o calcio en el cuerpo”, explica el Lic. Frank Ruiz, especialista en fisioterapia del Instituto Daniel Alcides Carrión.

Para ayudarnos a prevenir este tipo de espasmos, el especialista nos brinda recomendaciones puntuales que podemos seguir:

  1. Mantener un nivel de hidratación óptimo. Esto además mantiene saludable a nuestro organismo. Recordemos que aproximadamente debemos ingerir tres litros de agua al día.

 

  1. Mantener un nivel de electrolitos balanceados mediante una alimentación balanceada.

 

  1. Dedicarle tiempo a las rutinas de estiramiento antes de realizar ejercicios.

 

  1. Descanso óptimo tras nuestra rutina de ejercicios para que nuestro cuerpo se recupere.

 

  1. Si somos principiantes, lo mejor será seguir un aumento progresivo de la intensidad de nuestros ejercicios durante los entrenamientos.

 

Como información adicional, el especialista en fisioterapia del Instituto Daniel Alcides Carrión menciona algunas formas de calmar los calambres musculares una vez que se presenten:

  • Calentar la zona lentamente con masajes suaves y prolongados.
  • Estirar de manera suave y lenta el músculo.
  • Baño con agua tibia para relajar los músculos.

 

Para finalizar, Ruiz recomienda ir a un especialista si surgen complicaciones como calambres muy frecuentes de fuerte intensidad, tiempo prologado del dolor, inflamación y debilidad muscular luego del espasmo. Asimismo, indicó que “algunas personas, debido a su edad o su condición, pueden ser más propensas a presentar calambares, como los adultos mayores, personas con sobrepeso, atletas de alto rendimiento, mujeres embarazadas y personas con enfermedades neurológicas y tiroideas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: