ECON. CARLOS JIMENEZ RÍOS  

Por:  Econ. Carlos Jiménez Ríos  (cajiri )

DIME  POR QUÉ

CLAVES PARA UNA REACTIVACIÓN Y GESTIÓN EXITOSA DEL NUEVO GOBIERNO

Econ. Carlos Jiménez Ríos (cajiri)

Asumiendo, como parece ser, que el nuevo Presidente de la República 2021-2026 será el Profesor Pedro Castillo Terrones, comparto con ustedes este análisis que podemos partir de la pregunta de ¿Por qué creer a Pedro Castillo y su equipo?.

Pedro Castillo será proclamado en medio de una profunda incertidumbre, desconfianza y temor de los agentes económicos y la población en general (reflejado en el alza del dólar y de algunos precios de la canasta familiar), además de un fraccionamiento de la sociedad, tal como se refleja en las 10 bancadas políticas  en el Congreso que representan a sectores e intereses sociales diversos, aglutinados en dos mitades alrededor de Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori(Fuerza Popular), que se van a convertir en frenos y oposición a la gestión gubernamental. Es pues una situación difícil que se deriva de las posiciones radicales de las propuestas iniciales de Perú Libre formuladas por el líder del Partido, el Dr. Vladimir Cerrón, de fuertes orígenes marxistas-leninistas vinculados a Cuba y Venezuela, que plantean expropiaciones, nacionalizaciones, confiscaciones de ahorros, renegociación de contratos control de precios y del tipo de cambio, control y prohibición de importaciones y Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución y el Modelo Económico

Ante la fuerte presión de la campaña electoral y la alianza con el Partido Juntos por el Perú que lidera Verónica Mendoza, hemos apreciado un aparente distanciamiento de Pedro Castillo de Vladimir Cerrón y de sus propuestas radicales, lo que ha llevado a la formulación de un nuevo Plan llamado “Plan Bicentenario sin Corrupción” con un equipo técnico liderado por el Economista Pedro Franke de Juntos por el Perú, con una posición moderada que contradice el plan inicial que busca romper con la desconfianza, el temor y la incertidumbre, cosa que hasta la fecha no lo consiguen porque persiste la influencia de Vladimir Cerrón y la posición de Castillo de la Asamblea Constituyente.

Entonces cuál es la receta o las señales claves que debería trasmitirse al país para crear confianza y credibilidad de las verdaderas intenciones del nuevo gobierno para impulsar la reactivación económica con todo su potencial, hoy frenado por la pandemia y la incertidumbre política?.

La receta, además del plan, consiste en presentar a candidatos intachables  para ocupar las instituciones claves de la gestión económica y política, como son:

1) el Banco Central de Reserva, que garantice el responsable manejo de la Política Monetaria y de la estabilidad de la moneda nacional (el sol), cuyo actual Presidente Dr. Julio Velarde ha sido propuesto por Pedro Castillo para continuar en el cargo, lo cual es una decisión correcta por la confianza que inspira y la buena gestión demostrada desde hace más de 10 años;

2) en segundo lugar tenemos al Ministerio de Economía y Finanzas-MEF, que garantice un responsable manejo de la Política Fiscal y manejo del Presupuesto General de la República, principal asignador de recursos al gobierno nacional, regional y local y responsable de la inversión pública, si la economía no crece de donde saldría los recursos para la obra pública? Aquí no hay oficialmente ninguna propuesta;

3) el Poder Judicial, que garantice el respeto a la constitución y las leyes, respeto a la propiedad privada, el cumplimiento de los contratos y convenios nacionales e internacionales, si esto no se garantiza quien tendría confianza de invertir en el Perú, aquí tampoco se tiene propuesta;

4) la Presidencia del Consejo de Ministros o Premier, como articulador político entre el ejecutivo, legislativo y la sociedad civil para garantizar el clima de estabilidad y paz social mediante un consenso nacional necesario para las acciones de gobierno que permitan la atención efectiva de los problemas del país orientados a impulsar el desarrollo sustentable, tampoco aquí hay propuesta.

Estas cuatro carteras son fundamentales para inspirar credibilidad en cualquier gobierno, sobre todo cuando recién inicia y tiene mucha desconfianza en su contra. De las decisiones que se tomen se verán los resultados en el PBI, la inversión privada, en el empleo, la inflación, la recaudación tributaria, el ingreso per cápita y la disminución de la pobreza, de lo contrario tendremos otro quinquenio perdido y las esperanzas frustradas. El tema es pues CONFIANZA Y BUENAS REGLAS DE JUEGO.

Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: