CHIABRA CUESTIONA AL GOBIERNO SU MANEJO DE LAS FFAA

CHIABRA CUESTIONA AL GOBIERNO SU MANEJO DE LAS FFAA

 

General  Roberto Chiabra cuestiona que el Gobierno emplee a las FF.AA para controlar a ambulantes y no para reforzar la frontera donde ingresan ilegales para generar mayor inseguridad en el país.

Tumbes: FFAA y PNP clausuran once pasos ilegales en la frontera con Ecuador | Noticias | Agencia Peruana de Noticias Andina

Tras la delicada situación que viene ocurriendo en la frontera norte del país, de la cual Guik ha venido dando cuenta, ayer la Policía Nacional desplegó un megaoperativo, el mismo que se desarrolló en distintos puntos para evitar el ingreso ilegal de venezolanos.
El propio embajador venezolano Carlos Scull ha admitido lo crítico de esta situación, sobre todo porque además de miles de venezolanos que llegan al país huyendo de la dictadura de Nicolás Maduro, también“muchos de ellos peligrosos delincuentes enviados por el dictador Nicolás Maduro  para desestabilizar los países vecinos y la región”.
Ayer Guik difundió un video encendió las redes sociales en la que se ve un tráiler  a su paso por Tumbes, trasladando a decenas de venezolanos, generó duras críticas contra el gobierno de Sagasti por “mostrarse blando frente a quienes generan  más inseguridad en el país”.
Uno de los hechos más condenables de esas pandillas fue el desfile que protagonizaron en un parque de la urbanización Palao, en San Martín de Porres, disparando sus armas de fuego, poniendo en riesgo la vida de los vecinos y desafiando a las autoridades.
En un enérgico comentario, el general Roberto Chiabra, ex ministro de Defensa, cuestionó que el Gobierno emplea a las Fuerzas Armadas para controlar a los vendedores ambulantes y no para reforzar la frontera norte donde ingresan masivamente ilegales que generan mayor inseguridad ciudadana.

No informaron

“Esto es muy grave.  El 30 de diciembre pasado la Comisión de Inteligencia del Congreso ofició al Ministerio del Interior y al Sistema de Inteligencia Nacional para que expliquen el tema, sin que respondan hasta la fecha. El Gobierno transitorio de Sagasti solo se ocupa de candidaturas para amigos”,  escribió la legisladora Martha Chávez  Cossío.
Las duras críticas también vinieron del ex embajador José Barba, quien señaló que la desidia e incompetencia del gobierno no puede ponerle coto a la invasión de venezolanos que entra al Perú sin ningún control. “Esto es un desastre  más de este gobierno provisional”.
Tras las declaraciones del embajador Scull, representante del gobierno de Juan Guaidó, Guik.pe confirmó con una fuente de inteligencia que si el Perú –el Gobierno- no impone el principio de autoridad  y la ley frente a la delincuencia local y foránea, la seguridad  del país será inmanejable.
“La aplicación de la ley contra los delincuentes de esa nacionalidad genera críticas de la izquierda prochavistas que califica de “xenófoba” la acción de la justicia y de la Policía Nacional, para lo cual recurren al respaldo de muchos medios”, dijo la misma fuente a este diario digital.

¿Y la soberanía…”

“Kuczynski y Vizcarra abdicaron frente al tema de la migración por un compromiso ideológico con el chavismo;  ahora vivimos las consecuencias de esa estupidez  que ha llevado  al Estado no aplicar el principio de soberanía”, enfatizó el economista Paco Gavidia.
Agregó que no se trata de darle la espalda a los que huyen del hambre y la miseria que ha impuesto en su país el dictador Maduro, sino de enfrentar la migración de forma planificada “y en conjunto con los países de la región”.
El también candidato por APP a una curul parlamentaria con el N° 30,  refirió que la migración descontrolada agrava la crisis del país generada por la pandemia porque, además, al presidente Sagasti Houchhasler ‘está en otra’ y no le interesa el tema de la inseguridad que agobia a millones de compatriotas.  
El exlegislador Carlos Tubino insistió en que el Ejecutivo debe detener la descontrolada  migración.
“Maduro está limpiando sus cárceles  como antes lo hizo Fidel Castro cuando 10 mil cubanos invadieron la embajada de Perú en La Habana, en abril de 1980.
La mayoría de ellos tenía antecedentes con la justicia y el Gobierno peruano les dio asilo y protección diplomática. Castro logró  deshacerse así de los indeseables de amplio prontuario policial que le daban dolores de cabeza y los mandó al Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: