Colegio Regional de Obstetras III de Lima y Callao: “Seis de cada 10 partos, hay Violencia Obstétrica”

Colegio Regional de Obstetras III de Lima y Callao: “Seis de cada 10 partos, hay Violencia Obstétrica”

En los últimos cinco años, la atención obstétrica, al igual que toda labor sanitaria, ha sufrido enormes cambios con la finalidad de mejorar la misma. Sin embargo, es importante considerar que esta atención se realiza en escenarios de una complejidad variable, que genera incertidumbre, donde existen riesgos múltiples y el comportamiento del factor humano es también proclive a incrementar la probabilidad de errores, afirmó Margarita Vital Antón, Vice Decana del Colegio Regional de Obstetras III de Lima – Callao.

Durante su exposición en el reciente conversatorio “Violencia Obstétrica: Una Agenda Pendiente”, manifestó que definitivamente, la Pandemia Covid 19 ha agudizado la situación de los Servicios de Salud.

En ese sentido, reveló que las obstetras de diferentes puntos de Lima y Callao están visibilizando la Violencia Obstétrica como un problema de Salud Pública, y urge tomar acciones prontas para prevenirla y erradicarla de nuestros escenarios hospitalarios.

Precisó que la Violencia Obstétrica se define como aquella conducta que ejerce el personal de salud, por acción u omisión, sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales.

“La Violencia Obstétrica es considerada como un tipo de Violencia de Género y también como un tipo de Violencia Institucional expresada en las relaciones de poder que legitiman y naturalizan una serie de procedimientos entre los que se da una apropiación del cuerpo de las mujeres y de los procesos fisiológicos presentes durante su embarazo”, sostuvo Vital Antón.

Agregó que la violencia obstétrica puede ser física, psicológica o simbólica.

La Vice Decana del Colegio Regional de Obstetras III de Lima y Callao denunció que seis de cada diez partos en su jurisdicción, se produce Violencia Obstétrica.

Al respecto, expresó su preocupación por el referido resultado y pidió a las autoridades de salud tomar medidas de prevención y erradicación de la misma.

Así mismo, las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INEI) señala que el número de cesáreas se ha incrementado en los últimos 12 años en el Perú, superando el porcentaje promedio establecido por la Organización Mundial de la Salud que es entre el 10 a 15%.

“Desde el año 1996 al 2018 se incrementó de un 13% a un 41% en el área Urbana el incremento fue de 8.7 % a 34.5 % y en el área Rural el incremento se dio de 2.5 % a 15.7%. La cesárea innecesaria también es considerada como un tipo de violencia obstétrica”, explicó.

Por eso, Margarita Vital Antón planteó la creación de un Observatorio de Violencia Obstétrica para que se evidencien y eviten otras prácticas médicas que son establecidas como rutinas en un proceso fisiológico como es el parto.

En ese sentido, declaró que aún persiste en varios lugares el modelo tecnocrático de la atención en la salud sexual y reproductiva, en donde el personal de salud olvida interactuar con la mujer como persona.

“Solo enfoca su atención en los procedimientos a seguir y deja de lado el derecho de la participación que tiene la madre sobre el parto”, añadió.

Rol de las Obstetras

La vice decana del Colegio Regional de Obstetras III De Lima y Callao manifestó que “las Obstetras, somos actores claves para hacer un freno a la problemática institucional”.

“Tenemos un rol fundamental en detenerla y sobre todo, después de un acto de reflexión común, podamos plantear estrategias desde nuestro punto de vista ético, con enfoque de derechos humanos y con los parámetros establecidos en la calidad de los servicios. Es un momento de oportunidad para fortalecer el valor real de nuestra profesión”, afirmó.

En consecuencia, pidió desterrar la violencia obstétrica, aclarando que su sector no son los causantes, sino el personal de salud que asiste en el parto.

“Diversas investigaciones han demostrado que la violencia obstétrica también influye negativamente en la salud mental del personal de salud, creando situaciones de ansiedad, stress y burnout”, finalizó.

Propuestas

Por otro lado, el Colegio Regional de Obstetras III Lima Callao viene realizando una serie de propuestas para abordar el tema y proponer mejoras en beneficio de toda la población y personal de salud.

– Exigir el cumplimiento de Ley Nº 28124, Ley de Estimulación PreNatal y Temprana.
– Optimizar la Guía Nacional de Psicoprofilaxis Obstétrica y Estimulación PreNatal.
– Establecer el Observatorio de Violencia Obstétrica.
– Disminuir las brechas de recursos humanos Obstetras
– Implementar la Encuesta de Satisfacción de la Usuaria Obstétrica.
– Fortalecer la Seguridad Obstétrica en los Centros Hospitalarios.
– Fortalecer los Servicios de Atención Obstétrica Humanizada.
– Fortalecer las Competencias del Personal Obstetra en el aspecto antropológico y psicológico del acompañamiento del parto.
– Impulsar una Ley del Parto Humanizado.
– Elaborar una Guía de Acompañamiento al duelo Perinatal.
– Elaborar Guías de Asistencia al Parto en casa.
– Implementación de Casas de Espera Materna en las zonas urbanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: