CON ENDOSCOPIA DIGESTIVA RETIRAN UNA PIEDRA QUE SE INCRUSTÓ EN EL ESÓFAGO DE UN NIÑO DE 5 AÑOS

· Un total de 218 niños ingresaron por Emergencia del INSN San Borja por el diagnóstico de objeto extraño en el cuerpo

Un equipo médico de gastroenterología y cirugía pediátrica del Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja retiró una piedra de regular tamaño en un menor de 5 años, quien circunstancialmente se tragó este objeto extraño mientras jugaba en su vivienda, ubicada en el distrito de Pichanaqui, región Junín.

El niño de iniciales A.Q.P. ingresó por Emergencia el jueves último y de inmediato los especialistas de la Institución procedieron a realizar un procedimiento especializado de aproximadamente 1 hora de duración para extraer la piedra de 2.5x2x1cm que se quedó alojada en el esófago.

El gastroenterólogo pediatra del INSN San Borja, Rodrigo Verástegui Sotomayor, explicó que, tras evaluar el caso del menor, determinaron extraer la piedra por endoscopia digestiva alta. Sin embargo, ante el riesgo de no poder ser extraído debido a su gran tamaño, se realizó el procedimiento con el apoyo del equipo de cirugía pediátrica.

En este procedimiento intervinieron también los gastroenterólogos pediatras Gabriela Tello Quispe y Diana Pérez Rodríguez, así como el cirujano pediatra Víctor Trigoso Mori, además de anestesiólogos y personal de enfermería.

Verástegui Sotomayor, dijo que en estos casos es necesaria una rápida intervención ya que se puede poner en peligro la vida de los niños.

Agregó que es común observar este tipo de situaciones, fundamentalmente, en menores de 5 años, quienes suelen llevarse objetos a la boca como pilas, monedas, piedras, canicas, aretes, y otros por curiosidad.

En lo que va del 2022, un total de 218 niños ingresaron por el servicio de Emergencia con el diagnóstico de objetos extraños en algún orificio natural del cuerpo como la boca, las fosas nasales, el oído, los ojos y/o la vía digestiva, incluso en la región ocular.

El INSN San Borja, liderado por la directora general, Dra. Zulema Tomas Gonzáles, pidió a los padres redoblar la vigilancia de sus hijos en casa y evitar dejar objetos pequeños al alcance de los niños.

El especialista sostuvo que, en el caso de ingesta de un cuerpo extraño, especialmente las pilas de botón, es necesario la evaluación médica inicial y el manejo especializado según el caso, ya que se pueden presentar algunos signos de alarma como: vómitos, salivación constante, rechazo de la alimentación.

Asimismo, recomendó no retirar el cuerpo extraño puesto que una mala manipulación podría hacer que se produzca una obstrucción de la vía aérea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: