Con la iniciativa “Voluntarios de la naturaleza contra el fuego”, el sector Ambiente hace un llamado a la acción ciudadana para prevenir incendios forestales

Entre los meses de julio y octubre ocurren frecuentemente incendios forestales en diversas regiones del Perú, sobre todo en la región andina, afectando nuestra biodiversidad y la provisión de recursos naturales, y amenazando la salud y bienestar de las poblaciones locales. Ante este escenario, la prevención es un factor clave, más aún, teniendo en cuenta que en nuestro país el 99 % de este tipo de siniestros es originado por la acción humana.

Es por ello que, en el marco del “Día de la Prevención de Incendios Forestales”, el Ministerio del Ambiente (Minam) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), hacen un llamado a la acción ciudadana a través de la iniciativa “Voluntarios de la naturaleza contra el fuego”, que busca involucrar activamente a las personas en una estrategia de difusión de las acciones preventivas ante este tipo de emergencias.

Con ello, se promueve que la población se convierta en protagonista de la prevención, difundiendo y haciendo incidencia en la sociedad sobre los riesgos y consecuencias que ocasionan los incendios forestales, no solo para la conservación de nuestra biodiversidad, los servicios ambientales y las áreas naturales protegidas, sino también en la salud de las personas y en la economía regional y nacional.

Prevenir para conservar

Un incendio forestal se propaga sin control en bosques, pastizales u otra extensión con cobertura vegetal, ocasionando daños ecológicos, económicos y sociales. Si bien puede originarse debido a las condiciones climáticas, la mayoría de ellos se producen debido a malas prácticas o creencias ancestrales en las que se usa el fuego para la preparación de campos de cultivo o para «invocar» a la lluvia en tiempos de sequía.

Es por ello que, prevenir estos hechos está en nuestras manos, conociendo las acciones que podemos realizar para evitarlos, organizándonos en brigadas comunales para alertar la presencia de este tipo de eventos, construyendo líneas de defensa (con orientación técnica) que permitan aislar a las comunidades de los posibles incendios y, sobre todo, compartiendo este importante mensaje a la mayor cantidad de personas.

A estas acciones de prevención se suma la gran brigada de guardaparques bomberos forestales con cerca de 250 guardaparques bomberos forestales del Sernanp, quienes se encuentran siempre listos para atender este tipo de emergencias tanto en el ámbito de las áreas naturales protegidas como en todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: