Congreso de España aprueba ley que reconoce la eutanasia como derecho: ¿Cómo se aplicaría?

 

 

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que garantiza el derecho a la eutanasia bajo estrictas condiciones, a pesar de la oposición de la Iglesia católica y la oposición conservadora. La norma aún tiene que ser ratificada por el Senado.

El Congreso español aprobó este jueves por una amplia mayoría el proyecto de ley de la eutanasia, que despenaliza y regula por primera vez en España como un derecho la ayuda médica para morir, con el apoyo de la izquierda y los liberales y la oposición frontal de la derecha.

La norma, que será ratificada previsiblemente más adelante por el Senado, convertirá a España en el séptimo país del mundo donde la eutanasia es legal, tras Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Colombia, Canadá y Nueva Zelanda.

Este derecho se permitirá siempre que se cumplan ciertos requisitos y circunstancias. A continuación explicamos como se prevé aplicar la ley tras su aprobación en el Senado.

Quién puede solicitarla

Podrá solicitar la prestación sanitaria gratuita de la ayuda médica cualquier español mayor de edad con residencia en España “en plena capacidad de obrar y decidir”, y que lo haga de forma autónoma, consciente e informada.

Cuándo

Siempre que se padezca un sufrimiento físico o psíquico que considere intolerable por padecer una enfermedad grave e incurable con un pronóstico de vida limitado o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante, sin posibilidad de curación o mejoría apreciable.

Si el paciente no se encuentra en el pleno uso de sus facultades ni puede prestar su conformidad libre, voluntaria y consciente, debe haber suscrito con anterioridad unas instrucciones, testamento vital, voluntades anticipadas o documentos equivalentes legalmente reconocidos.

Cómo

El paciente, que deberá confirmar la voluntad de morir al menos cuatro veces, ha de formular dos solicitudes escritas voluntariamente con un intervalo mínimo de quince días, aunque el médico responsable del caso puede acortar el plazo si considera un riesgo “inminente” de “pérdida de la capacidad” del enfermo para otorgar el consentimiento informado.

El enfermo podrá revocar la solicitud en cualquier momento o pedir el aplazamiento.

Después de cada solicitud, el médico realizará con el paciente un proceso deliberativo sobre su diagnóstico, posibilidades terapéuticas y resultados esperables, así como sobre posibles cuidados paliativos.

A continuación se volverá a preguntar a la persona si desea desistir o continuar. Entonces, el facultativo responsable deberá consultar el caso con un médico consultor, que tendrá 10 días para corroborar el cumplimiento de las condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: