Conoce cuáles son las habilidades blandas que todo trabajador líder debe tener para afrontar escenarios atípicos

Muchas organizaciones en nuestro país han sabido afrontar y salir adelante de la crisis ocasionada por la COVID-19, recayendo esta responsabilidad en ciertos trabajadores, sobre todo en los líderes de las organizaciones y siendo sus habilidades las claves para poder gestionar sus equipos de la mejor manera en circunstancias atípicas.

Para Gustavo Martinez, Gerente de Training & Consulting de Adecco Perú, la figura del líder organizacional debe contar con ciertas habilidades blandas para poder ejercer su rol de liderazgo correctamente en las empresas. “Es difícil ubicar la figura de un líder sin poseer ninguna habilidad blanda, al menos debe tener una o dos habilidades para liderar en su campo y obtener buenos resultados” apuntó.

Para el especialista, aquellas personas que se encuentren en posiciones de liderazgo lo son porque poseen un conjunto de habilidades que lo distinguen de otros individuos y lo hacen moverse a otro ritmo denotando ese liderazgo sobre el resto. “Sin estas habilidades el mundo estaría lleno de líderes y no habría seguidores.

Hoy en día hay muchos cursos para desarrollar o potenciar las habilidades blandas, incluso se puede contratar a un coach especializado en la materia; también se pueden desarrollar interiorizándolas y tratando de auto conocernos lo suficiente para poder trabajar en ellas”, agregó.

Según el ejecutivo de Adecco Perú, algunas de las habilidades que debe poseer un líder en la actualidad son ser productivos en el día a día, asumir responsabilidades (accountability) y ser firmes en la toma decisiones, saber manejar el estrés y desarrollar la inteligencia emocional.

En este sentido, Adecco Perú comparte cuales son las habilidades blandas que todo trabajador líder debe tener para afrontar escenarios atípicos.

Productividad: Si bien estamos en un entorno remoto y contamos con diversas herramientas para mejor nuestra productividad, ser productivo y hacer que nuestros equipos lo sean no es tarea fácil. El ser y hacer que seamos productivos no significa no solo hacerlo en menos tiempo, sino que debe haber un equilibrio entre eficiencia, eficacia y una buena gestión de los recursos.

Accountability: Hoy en día las organizaciones trabajan enfocadas en el resultado. Poder asumir responsabilidades y trasladarlo al equipo es clave para lograr los objetivos; pero si nuestro equipo no es responsable por la gestión o resultado, no alcanzaremos la meta. Es por esto que el poder transmitir y desarrollar este sentido de responsabilidad propia como la ajena pasa a ser una prioridad.

Toma de decisiones: Al igual que asumir responsabilidades, tomar decisiones es importante y conlleva analizar diversos escenarios, prever resultados y tener una visión estratégica para así lograr cierta ventaja frente a una situación desfavorable. Por más dura que sea la decisión, esta debe ser tomada con firmeza y sustento.

Manejo de estrés: En la actualidad muchas personas afrontan largas jornadas de trabajo, situaciones que generan cierta carga emocional y también presiones laborales; por lo que es muy importante que la gestión del estrés pueda ser interiorizada y así canalizar ese estrés de alguna forma (deportes, estiramientos, caminar, desconectarse unos minutos, escuchar música, entre otros); caso contrario, comenzará a repercutir en nuestra saluda mental y física.

Inteligencia emocional: Lograr una elevada inteligencia emocional no es sencillo ya que ésta se va desarrollando a lo largo de la vida, a través de las experiencias y la gestión de las mismas frente a determinadas situaciones. El gestionar las emociones propias y las ajenas (sin manipularlas) es una herramienta clave dentro de una organización pues esto incidirá directamente en el relacionamiento del equipo y propiciará un buen clima laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: