Consultas médicas por estrés y ansiedad ante las proximidades de las fiestas de fin de año se elevaron en el Hospital Rebagliati de EsSalud

Consultas médicas por estrés y ansiedad ante las proximidades de las fiestas de fin de año se elevaron en el Hospital Rebagliati de EsSalud

Sentimientos de congoja y desazón por la pérdida de un ser querido por Covid-19 y la falta de oportunidades laborales angustian a la mayoría de personas atendidas por consulta externa, Emergencia y teleconsultas.

Los especialistas del Hospital Rebagliati, refuerzan a sus pacientes, el concepto de que valorar nuestra vida y a las personas que nos rodean debe ser considerado el mejor regalo de Navidad.

En lo que va del mes de diciembre, se incrementaron en 40% las consultas médicas por estrés, depresión y ansiedad, en el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati del Seguro Social, siendo los más recurrentes los casos relacionados a la tristeza profunda por la pérdida de un ser querido a causa del Covid-19, la falta de empleo, la preocupación por el futuro, la salud de familiares y amigos cercanos, conflictos personales y el no contar con recursos económicos para realizar las compras navideñas.

El psicólogo de EsSalud, Erick Pérez Vázquez, precisó, que este porcentaje de consultas atendidas en los servicios de consulta externa, Emergencia, teleconsultas y la línea gratuita 107, corresponde en su mayoría a personas que nunca habían sido atendidas por problemas de salud mental y ahora sí buscaron ayuda profesional; y a su vez a casos anteriores pero cuyas manifestaciones se han reagudizado ante las proximidades de fin de año.

La Noche Buena y la llegada de un nuevo año, son las fechas más esperadas por las familias para compartir y expresar su cariño con abrazos, entrega de regalos y otros detalles. Sin embargo, este año como efecto de la pandemia ocasionó que muchos compatriotas perdieran a familiares directos, amigos muy queridos, incluso tuvieron que cerrar sus negocios o fueron despedidos de sus empleos.

Todas estas vivencias desencadenaron en los pacientes evaluados por los especialistas del Hospital Rebagliati, irritabilidad, pensamientos poco esperanzadores sobre un futuro cercano, insomnio (falta de sueño), dolores de cabeza, sudoración en las manos, falta de concentración en actividades cotidianas y en especial una tristeza extrema al no aceptar el duelo por la ausencia de un ser querido.

Con las cosas simples que nos ofrece la vida podemos ser felices. Entre las técnicas de relajación recomendadas en las consultas médicas por los especialistas de EsSalud, destacan el valorar la vida y a las personas que nos rodean y considerarlo el mejor regalo de Navidad, reconocer que la ansiedad es una emoción natural que no nos hace débiles, que es importante reconocerla y pedir ayuda; y que siempre es tiempo de volver a empezar una nueva etapa con optimismo.

“Lo positivo del período de pandemia es que nos dejó la enseñanza de que la salud y la vida son lo más importante. Por eso para disminuir los niveles de estrés podemos hacer cosas sencillas que nos sacaran una sonrisa, por ejemplo; planificar el armado del arbolito en familia, preparar una cena saludable (sin necesidad de hacer grandes gastos), sino hay dinero para comprar un pavo reemplacemos los ingredientes, bailemos en casa, hagamos karaoke, realicemos manualidades, participemos en juegos de mesa, comuniquemos vía zoom”, señaló el vocero de EsSalud.

El especialista, manifestó que las edades de los pacientes atendidos en este período son indistintas desde niños, adolescentes, jóvenes, adultos jóvenes, adultos mayores y con mayor incidencia en personas de la tercera edad que a consecuencia del confinamiento se quedaron en casa. “El mejor regalo de Navidad que podemos dar y recibir es la comunicación. Lo más valioso es la vida”, manifestó.

Asimismo, indicó, que, en el marco de la atención comunitaria en salud mental, se trabaja con empeño para que no se estigmatice a las personas que acudan al psiquiatra o al psicológico, derribar esa barrera logrará que más personas busquen ayuda profesional y logren que su recuperación sea posible.

“La ansiedad no es un tema que alguien se inventa para llamar la atención, es una patología real, es necesario pedir ayuda en el momento indicado y comentárselo a nuestro ser querido más próximo, es el principio de la solución a un problema”, puntualizó.

Finalmente, comentó, que, adultos mayores que pasaron por consulta psicológica y psiquiatra fueron insertados en los Centros del Adulto Mayor (CAM), que ofrece vía zoom programas de integración familiar, intergeneracional, recreativos, productivos y de estilos de vida para un envejecimiento activo.

El Seguro Social en materia de promoción de la salud mental se empeña en que sus pacientes y sus seres queridos disfruten de una vida plena y bienestar en igualdad de condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: