Convenio entre el Sernanp y empresa privada busca conservar más de 6000 hectáreas de ecosistemas de montañas

 

Un acuerdo suscrito hoy entre el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), adscrito al Ministerio del Ambiente (Minam), con la empresa “La Ibérica”, permitirá realizar acciones orientadas a la conservación de seis mil hectáreas de ecosistemas de montañas del Santuario Nacional Megantoni, en el Cusco.

Con dicho convenio se consolida la alianza entre el Estado, el sector privado y las asociaciones de productores agropecuarios de Saniriato, Pongo de Maynique y Madre Selva, que beneficiará a más de 56 familias cacaoteras de la mencionada región.

Asimismo, se busca potenciar la comercialización de este recurso a un precio justo, impulsando así una mejor calidad de vida en los productores locales.

El acuerdo fue suscrito por el jefe del Sernanp, Pedro Gamboa, y el gerente general de “La Ibérica”, Bernardo Suárez.

En ese marco, la viceministra de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Minam, Luisa Guinand, destacó que este acuerdo interinstitucional refleja el compromiso con la Amazonía y simboliza la consolidación del trabajo articulado entre el Estado, la empresa privada y las comunidades, basado en la credibilidad y la confianza. “Significa que cada uno de nosotros cumple un rol en el que nos hemos comprometido como planeta”, acotó.

Cacao libre de deforestación

Gracias al convenio suscrito, el cacao nativo libre de deforestación que se cultiva en el ámbito del Santuario Nacional Megantoni, Cusco, llegará a todo el país. La venta del cacao producido en la zona colindante a esta área natural protegida se realizará con un precio diferenciado mayor en un 30 % al establecido en el mercado nacional.

“Para el Sernanp, este es un momento histórico, en el que sumamos a un actor más del sector privado en la conservación de las áreas naturales protegidas”, manifestó Pedro Gamboa, jefe del Sernanp, quien destacó que este convenio refleja los beneficios que brindan estos espacios naturales a las comunidades locales, que son los principales aliados en su gestión efectiva.

“Hoy trabajamos un nuevo sello que reconozca estas iniciativas, pues cada día el consumidor es más informado, apoya a la conservación y beneficia a las comunidades”, añadió.

Por su parte, Bernardo Suárez, gerente de “La Ibérica”, dijo que los peruanos debemos proteger y perpetuar nuestros recursos naturales. En esa línea, indicó que su representada garantiza un trabajo sostenido con el Santuario Nacional de Megantoni y los productores locales, “con quienes trabajaremos de la mano y apoyaremos en su fortalecimiento, para asegurar un producto de gran calidad que contribuya a conservar nuestra naturaleza”.

A su turno, el asesor de Ecosistemas y Cambio Climático del PNUD, James Leslie, resaltó que estas alianzas son positivas, más aún en tiempo de crisis, pues permiten transformar las amenazas en oportunidades. “La alianza comercial entre Sernanp, las asociaciones productoras de cacao del Santuario Nacional Megantoni y la empresa ‘La Ibérica’, permitirá que los productores vendan su cacao a precios justos y diferenciados, promoviendo una cadena de valor más resiliente”, expresó.

Economía verde

El referido convenio forma parte del trabajo articulado entre el Sernanp y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del proyecto Amazonía Resiliente, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), para el fortalecimiento de actividades económicas sostenibles en el ámbito del Santuario.

Las actividades estarán centradas en la producción de cacao por parte de las comunidades nativas que habitan en las zonas aledañas al área natural protegida y que están formalizadas en asociaciones de productores.

Actualmente, el Sernanp mantiene acuerdos de conservación con cuatro asociaciones productoras de cacao, a través de los cuales se brinda asistencia técnica en el manejo resiliente de los sistemas agroforestales de cacao, integrando estrategias de adaptación al cambio climático, así como en el desarrollo de planes de negocios y propuestas de proyectos.

Además, se les brinda capacitación en gestión empresarial y el establecimiento de alianzas comerciales, a fin de consolidar la cadena de valor del cacao. Y por ello, reciben el sello “Aliado por la Conservación”, en mérito al valor diferenciado de sus productos, por provenir de un área natural protegida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: