“CUIDADO CON LA TENTACIÓN CHAVISTA”

“CUIDADO CON LA TENTACIÓN CHAVISTA”

Para el analista político Víctor Andrés Ponce la primera consecuencia de la pandemia del Covid-19 en el Perú será en el plano económico porque provocará una recesión del 15% del PBI; lo que equivale a tres millones más de pobres, que se sumarán a los seis millones de compatriotas que ya se encuentran en esa situación.

puede haber un recrudecimiento del populismo y la demagogia”

“Es decir este año habrá nueve millones de pobres; aproximadamente la tercera parte del total de la población estará en la  línea de pobreza. Puede decirse que el Perú retrocede una década en términos económicos y sociales”, señaló en diálogo con guik.pe.

Al complementar su idea agregó que “en un año se irán muchos logros que el país ostentaba desde hace una década”. Con preocupación señaló que todos los análisis apuntan a que el 30% de los peruanos engrosará el sector de los más pobres como consecuencia del también llamado virus de Wuhan.

A decir de Ponce, el descalabro ocasionado por la pandemia también genera repercusiones políticas y, entre otras, puede haber un recrudecimiento del populismo y la demagogia, como ya se viene insinuando en  algunos políticos y en el mismo Congreso desde donde se alzan voces que plantean congelar las pensiones y el precio de las medicinas.

Salida chavista

El analista sostuvo que los políticos relacionan su prédica populista con el empobrecimiento, incluso de la clase media, que por la misma situación han perdido sus empleos. Pero aparte de plantear que se congelen los precios de los medicamentos o las pensiones, ellos piden además que se haga lo mismo con los intereses bancarios, es decir dejar de pagar a las entidades crediticias.

los políticos relacionan su prédica populista con el empobrecimiento”

“Lo cierto es que las medidas y propuestas populistas –como ya esbozan algunos sectores políticos- destruyen la empresa privada o buscan su estatización. Entonces, la situación es muy delicada y se ve un claro aprovechamiento de la recesión y el incremento de la pobreza que genera el Covid-19”, apuntó.

“Propuestas así no harán más que destruir el modelo económico y generar las bases para instaurar en el país un modelo chavista”, dijo Ponce al responder una interrogante de este diario digital.

Remarcó que la situación abre mucho espacio al populismo y la demagogia y que un ganador de las elecciones (en 2021) puede ser de derecha o izquierda; “no tengo una idea exacta de cuál puede ser el resultado, solo te puedo describir un posible escenario”.  

Situación incierta

En otro momento de sus declaraciones estimó que la crisis provoca una situación nacional incierta y que algunos sectores ya insinúan postergar las elecciones fijadas para el próximo año.

 “Yo no creo que se vayan a aplazar las elecciones, porque sería gravísimo para el curso democrático del país”, señaló Ponce al demandar a la opinión pública estar alerta para que no prosperen las  iniciativas de este tipo.

Sin embargo, admitió que hay otro sector de la clase media que sí se va a mantener como tal por ser más moderno, formalizado y globalizado, que podrá resistir los embates de la crisis provocado por la pandemia que inició en China y rápidamente se espació por el mundo.

Para el entrevistado lo que vivimos hoy en el Perú es consecuencia de un mal manejo del Estado. Es decir hay problemas estructurales que se han ido acumulando durante décadas, especialmente en el sistema de salud, como lo ha puesto de manifiesto la pandemia.

lo que vivimos hoy en el Perú es consecuencia de un mal manejo del Estado

“Pero también hay irresponsabilidad de parte de este Gobierno que no ideó a tiempo un plan para comprar respiradores o equipos de protección especiales para hacer frente a los contagios masivos; aunque, últimamente, algunas cosas han mejorado”, señaló.

Por lo demás, a entender del analista, la crisis sanitaria que hoy vivimos, ha puesto en evidencia la debilidad del Estado, la informalidad altísima, la escasa formalidad, y todo eso ha contribuido a agravar el curso de la pandemia, pero en medio de eso resalta la imprevisión del Ejecutivo que ha llevado a complicar la situación aún más.

Respecto a por qué la población no respeta las normas de prevención sanitaria, respondió que cuando la gente sale a trabajar, a comprar o vender, no es que sea un irresponsable, sino que,  simplemente, si no sale a trabajar ese día él y su familia no van a comer y es posible que pueda morirse contagiado por el coronavirus.

Es imposible pedirle a la gente que deje de realizar sus actividades por tres meses”

“Lo que debió hacerse es buscar aliarse con esos sectores, con sus dirigentes y las organizaciones populares que los representan para que este sector de la población, generalmente vendedores ambulantes,  continúe con sus actividades siguiendo la medidas sanitarias; es decir, guardando la distancia social, usando mascarillas de protección y observando el lavado de manos, entre otros”, apuntó.

Por ello, insiste en que el acatamiento de los protocolos sanitarios será más efectivo si se establece un diálogo entre las autoridades y la gente. “Pero si simplemente se les dice o conmina a que no trabaje o que poco importa su salud o que se muera de hambre o víctima del contagio, obviamente va a pasar lo que esta ocurriendo”.

En este sentido refirió que puede ser justificable un mes o mes y medio de cuarentena, pero por parte del Ejecutivo hubo mucho retraso en fijar las medidas de prevención y control.

”Es imposible pedirle a la gente que deje de realizar sus actividades por tres meses; eso se le puede pedir a un millonario, pero no a un pobre que tiene que sobrevivir día a día. Es una barbaridad lo que se ha hecho”, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: