DESEQUILIBRIO EN UNIVERSITARIO

 

 

En el Estadio Alberto Gallardo, la U empató 2-2 con Cantolao y le sigue dando pista libre a Sporting Cristal en la conquista del grupo.

Otro descalabro de Universitarios en la Liga 1, ahora con un equipo que hace mucho viene en una mala racha futbolística y con actitudes que vienen desde el banco y que están comenzando a derrumbar lo mucho que progresó el equipo antes de lograr el título de la Fase 1.

El desequilibrio viene desde la cabeza del plantel con un Ángel Comizzo que además de dosificar algunas piernas y guardar en el banco a Luis Urruti, el mejor jugador que tiene hoy por hoy el equipo, se pone a discutir boca a boca con los asistentes de Cantolao, algo que no suma para nada en el fútbol del alta competencia.

Ya van varios partidos donde Comizzo se queja del tiempo que hacen sus rivales, como si alguna vez Universitario no necesitará hacerlo para conseguir un resultado. Esto es sumamente negativo para el equipo porque los rivales afrontan el partido con un sabor especial y terminan dando un extra para complicar a la U.

EQUIPO DESCOMPENSADO

El desequilibrio también aflora defensivamente. Universitario hace rato defiende mal y no es por justificar, pero la baja de Federico Alonso está comenzando a quitarle confianza a Alfageme, Santillán y Velarde, este último no es ni la sombra de temporadas pasadas.

El portero Diego Romero comete errores propios de su juventud, como intentar sacar balones a mano cambiada y no tener reacción rápida cuando la acción de peligro no muere en el área.

Otro jugador de la U que anda en mala condición es Alexander Succar, un delantero que no sabe cabecear, algo que está en el ABC del ‘9’, sin duda una situación que escapa de él puesto que es más un tema formativo. En el Perú habría que revisar a cuántos chicos en las infantiles se les enseña a cabecear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: