Detectan una variante híbrida que tiene “los picos de ómicron y el cuerpo de delta”

Una variante híbrida del coronavirus que combina ómicron y delta ha sido detectada en al menos tres países de Europa, según recientes estudios revisados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En una rueda de prensa desde Ginebra (Suiza), la epidemióloga principal de la OMS, Maria Van Kerkhove, dijo este miércoles que la nueva variante surgió como producto de la recombinación genética de las versiones delta AY.4 y ómicron BA.1 (la dominante en el mundo).

“Se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca, pero a niveles muy bajos”, indicó, refiriéndose a los pocos casos que se han identificado hasta el momento.

Esta semana, el Instituto Pasteur de Francia compartió en la base de datos GISAID “la primera evidencia sólida” de la existencia de esta variante híbrida o recombinante, que ha estado circulado en varias regiones del país desde enero de 2022.

Características de la nueva variante híbrida

La recombinación genética ocurre cuando dos virus distintos infectan una sola célula. Estas situaciones pueden haber sido repetitivas durante la pandemia, sobre todo cuando ómicron y delta circularon juntas en numerosos países.

El análisis genético llevado a cabo por el equipo de la ANR indica que la nueva variante recombinante está compuesta por “los picos casi completos de ómicron y el cuerpo de delta”.

Los picos o espículas (spikes, en inglés), también llamados proteína S, son los que le permiten al virus penetrar las células. El resto del patógeno, el “cuerpo”, lo conforman otras proteínas, como la nucleocápside (proteína N), que tiene una función clave en la replicación viral.

Asimismo, un examen estructural sugirió que “su contenido híbrido podría optimizar la unión viral a la membrana de la célula huésped”. Por esa razón, los autores destacan la necesidad de nuevos estudios sobre esta nueva versión del coronavirus.

Por su parte, Van Kerkhove ha dicho que por el momento no se ha detectado “ningún cambio en la epidemiología ni en la gravedad”, pero que “hay muchos estudios en marcha”.

Fuente. Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: