Dinamarca impone restricciones especiales por mutación de COVID-19 proveniente de visones

 

Las restricciones son para más de 280 000 habitantes de siete comunas del norte del país. Dinamarca considera que la mutación detectada podría amenazar la eficacia de una futura vacuna.

Dinamarca anunció el jueves restricciones específicas para más de 280 000 habitantes del noroeste del país, para impedir nuevos contagios de una mutación del coronavirus proveniente de visones, que podría según Copenhague amenazar la eficacia de una futura vacuna para los humanos.

“A partir de esta noche, los ciudadanos de siete comunas del norte de Jutlandia deben quedarse en sus propias localidades para impedir la propagación de la infección”, indicó la primera ministra, Mette Frederiksen, en rueda de prensa.

Los daneses y extranjeros no deben viajar a esa región, donde deberán cerrar restaurantes y bares a partir del sábado.

“Les pedimos que hagan algo verdaderamente extraordinario”, añadió la jefa de gobierno, aludiendo a un “verdadero cierre” de esas tierras.

“Los ojos del mundo nos contemplan”, añadió Frederiksen.

Las localidades concernidas (Laesø, Frederikshavn, Hjørring, Brønderslev, Jammerbugt, Thisted y Vesthimmerland) están situadas en el extremo norte de Jutlandia, en el oeste de Dinamarca, con 288 000 habitantes.

Sacrificio de todos sus visones

Los transportes públicos serán interrumpidos. Los trenes y autobuses que entran y salen de esos municipios también serán interrumpidos.

Los alumnos de secundaria pasarán a cursos en línea a partir del lunes.

Dinamarca, primer exportador mundial de pieles de visón, había suscitado preocupación el miércoles al anunciar el sacrificio de todos esos animales en el país, más de 15 millones de ejemplares, tras descubrir esa mutación transmisible al hombre, y que ya ha sido descubierta en 12 personas, 11 habitantes de esa región y una en otra zona.

La mutación de un virus es normal, según los científicos, y determinar las consecuencias concretas de ese fenómeno es complejo. Los expertos pidieron el miércoles a las autoridades danesas que comuniquen los detalles científicos de esa mutación.

Según las primeras explicaciones de las autoridades danesas, esa mutación no tiene consecuencias más graves para los humanos. Pero reduce la eficacia de sus anticuerpos, lo que pone en peligro a su vez la creación de una vacuna contra la COVID-19, que numerosas compañías están experimentando en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: