El cáncer de mama detectado en estadíos tempranos tiene altas probabilidades de curación.

El 19 de octubre de cada año se conmemora el “Día mundial de la lucha contra el cáncer de mama” con el fin de concientizar a la población sobre la importancia de prevenir y detectar a tiempo esta enfermedad que, en nuestro país, la sufren un promedio de 7,000 mujeres al año.

Por ello, José Manuel Cotrina, director ejecutivo del Departamento de Mamas y Tejidos Blandos del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), recordó que es muy importante que las mujeres mayores de 40 años se sometan a exámenes preventivos una vez al año. “El objetivo de estos chequeos es detectar lesiones en un estadío temprano, lo que brinda muy altas probabilidades de curación”, afirmó.

El especialista explicó que las pruebas deben realizarse cuando la mujer no tiene síntomas y las lesiones no son palpables a través de un autoexamen. “Lo ideal es realizar un estudio mamográfico y un examen clínico para detectar lesiones pequeñas”, añadió.

Vale la pena recordar que, el cáncer es una enfermedad de crecimiento progresivo y que cuando aparecen los síntomas las probabilidades de curación son menores. “Los cánceres de mama que se detectan en estadío dos y tres son complicados de tratar y los de la cuarta etapa están sumamente avanzados”, remarcó Cotrina.

El mamógrafo es un aparato especialmente diseñado para captar imágenes radiográficas de mama con muy baja radiación. En la actualidad, el INEN cuenta con mamógrafos digitales de alta tecnología, que permite detectar las lesiones más pequeñas. “Sin embargo, cuando una paciente tiene alto riesgo por antecedentes familiares, por ejemplo, es recomendable que se le practique una ecografía de mama y los otros exámenes a partir de los 35 años”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: