El COI debe responder a la preocupación sobre los Juegos de Tokio

 

 

Confrontado a los temores de anulación de los Juegos de Tokio, el COI debe convencer el miércoles de que puede organizar unos Juegos «seguros», cuando la evolución de la pandemia y el acceso a la vacuna escapan a su control.

 

«No hay plan B»: antes incluso de su rueda de prensa esperada a la 17h30 (16H30 GMT) del miércoles, tras la comisión ejecutiva de la instancia, su presidente, el alemán Thomas Bach, tuvo que insistir la semana pasada en que el evento se disputará del 23 de julio al 8 de agosto próximos.

 

Y es que el cielo olímpico se nubló mucho desde la última reunión del cenáculo de Lausana, a principios de diciembre: se festejaba entonces la llegada de las primeras vacunas, lo que reconfortó a un mundo deportivo ya satisfecho por haber podido reanudar sus competiciones.

 

Pero en el intervalo, varias mutaciones del covid-19 fueron detectadas, empujando a muchos países a endurecer sus medidas de restricción para evitar la propagación de variantes, sospechosas de ser mucho más contagiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: