El congresista Luis Valdez habla sobre las reformas que piensan aplicar el Congreso en la Constitución

El presidente de la Comisión de Constitución aseguró que de aprobarse la reforma de bicameralidad los actuales congresistas no podrán reelegirse.

Luis Valdez, legislador de Alianza para el Progreso y presidente de la Comisión de Constitución, señaló que la situación actual entre el Ejecutivo y el Legislativo se está diluyendo por los constantes críticas de ambos poderes del Estado. Por eso dijo que el Parlamento propone mejorar las tensiones con las reformas constitucionales que piensan tratar en la cuarta legislatura.

«El hecho de que el Ejecutivo esté opinando sobre los procesos de reforma constitucional que se proponen en el Congreso es un síntoma del deterioro de las relaciones existentes entre el Ejecutivo y el Legislativo. Justamente, nuestras reformas constitucionales buscan mejorar la relación entre los poderes del Estado», sostuvo.

En ese sentido, explicó que el Congreso de la República está proponiendo retomar el tema de la bicameralidad después de 20 años. «El retorno a la bicameralidad comenzó a discutirse en el gobierno transitorio de Valentín Paniagua y existe un consenso académico para reinstaurar el Senado», dijo.

Asimismo, el congresista de APP precisó que si se llega a aprobar la reforma que permite tener dos cámaras en el Legislativo se aplicarán medidas para que los actuales congresistas no puedan reelegirse. «Habrá una disposición en la que, expresamente, se prohibirá dicha situación. Sería perverso que este Congreso pretenda reelegirse en una cámara alta (de senadores) el 2022», detalló.

Así también habló sobre la modificación que planea aplicar el Congreso en la cuestión de confianza. En esa línea, el presidente de la Comisión de Constitución manifestó que esta reforma busca equilibrar los poderes del Estado, puesto que el Ejecutivo tendrá la potestad de disolver el Parlamento en caso este haya censurado a dos Gabinetes o no haya dado la confianza a dos Consejos de Ministros.

«(Acerca de la reforma de la cuestión de confianza) estamos hablando de una regulación; el Ejecutivo quedará habilitado a disolver el Congreso cuando este le haya censurado a dos Consejos de Ministros o cuando no haya extendido la confianza a dos Gabinetes, ya sea por materias vinculadas a las políticas de gobierno o por la permanencia misma del Gabinete» expresó.

De esta manera, Valdez indicó que este tipo de regulaciones ya se aplicaron en otros países como Francia y España para que la institucionalidad no se vea amenazada por imposiciones de ambos poderes.  Además, recalcó que la modificación de la cuestión de confianza en esos países ocurrió por los atropellos constantes del Ejecutivo.

«Esta modificación responde a una evolución histórica de la cuestión de confianza. Tanto en Francia como en España ya no se permite que el Ejecutivo avasalle y obligue al Legislativo a aprobar un texto específico bajo amenaza de disolución. En dichos países, la regulación de este tipo de cuestión de confianza sucedió tras abusos por parte del Ejecutivo. Con el proyecto buscamos actualizar esta institución», puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: