“EL JNE ESTÁ SABOTEANDO EL PROCESO ELECTORAL”

“EL JNE ESTÁ SABOTEANDO EL PROCESO ELECTORAL”

 

Luis Gonzales Posada considera que retirar y luego reponer en la carrera electoral a los candidatos, además de desestabilizarlos atenta contra el normal desarrollo de las elecciones.  
El ex canciller Luis Gonzales Posada dijo que los apristas repudian la actitud antidemocrática y desestabilizadora del JNE que, con argumentos que carecen de fundamento, un día deja fuera de carrera a un candidato, para luego reponerlo en la brega electoral.
“Estas decisiones del JEE-Lima y del JNE desestabilizan a los aspirantes al Congreso o a la Presidencia de la República, y por ende la campaña electoral, restándoles tiempo e impidiendo que den a conocer sus  propuestas, a lo que deben sumar las restricciones que se imponen por la pandemia”, señaló.
Recordó que la fórmula presidencial del Apra y los aspirantes al Congreso también fueron víctimas de esas decisiones erradas de las autoridades electorales que finalmente lograron eliminar la lista con el argumento falaz de que no fue inscrita  a tiempo.
Estas maniobras en esencia antidemocrática –continuó- deben ser censuradas por todos los demócratas para que no se repitan casos como el del aspirante de Renovación Popular, Rafael López Aliaga, a quien se suspendió “por haber ofrecido donar su sueldo a organizaciones caritativas, de ganar las elecciones del 11 de abril, cuando aún no se había inscrito como candidato”.
De otro lado, el también ex presidente del Congreso subrayó que es “sorprendente” el silencio de una institución como la Defensoría del Pueblo y el propio Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral que “ante estos atropellos no han levantado su voz de protesta, como si lo hacho la Organización de Estados Americanos a través de su secretario general”.
El exparlamentario de la bancada aprista señaló que esos los cambios repentinos de los funcionarios de los entes electorales “hacen mucho daño al sistema democrático porque demuestra desconocimiento e incapacidad en el manejo de la legislación electoral y afectan el curso de la campaña y desvían la atención de los candidatos”.
Puntualizó que la práctica de los organismos electorales podría ser calificada de “sabotaje” porque al retirar a un candidato a menos de seis semanas de las elecciones, indudablemente que los más beneficiados van a ser sus contrincantes porque el “sancionado” se ve obligado a paralizar sus actividades aparte de vivir la incertidumbre de si le permitirán regresar o no a la lid electoral. (HGG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: