El ministro Iber Maraví puso su cargo a disposición del presidente

El titular del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, Iber Maraví, puso anoche su cargo a disposición del presidente Pedro Castillo. Durante todo el día de ayer hubo insistentes rumores sobre su renuncia tras hacerse público un atestado policial del 2004, en la que se le acusa del presunto delito de terrorismo en la modalidad de instigación.

Horas antes, el propio presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, reveló que le había pedido la renuncia al ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Iber Maraví, “por el escenario político”.

Este hecho lo dio a conocer el portal digital Sudaca.pe, que en diálogo con el primer ministro indicó que la reunión que sostuvo más temprano con el titular del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo le pidió dejar el cargo.

“Si, ya se la he pedido (la renuncia) hace (un) rato nomás. Hoy día, hace minutos he colgado un foro de la reunión con él (Iber Maraví). Es por el escenario político, de cómo se está tornando, Y es parte, de alguna manera, de evaluar la situación. Supongo que en el transcurso del día se va a confirmar”, señaló.

El pedido de renuncia a Maraví Olarte se produce luego de que El Comercio reveló un nuevo atestado de la Policía, esta vez del 2004, en el que se le acusa del presunto delito de terrorismo en la modalidad de instigación, por un hecho sucedido en julio de ese año en Huamanga (Ayacucho) por una protesta magisterial cuando era dirigente del Sute de esa ciudad.

De igual forma, “Panorama” dio a conocer este domingo un atestado policial de 1980 que indica que el actual ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Iber Maraví, participó en un atestado terrorista con Edith Lagos en la ciudad de Ayacucho.

Según el documento de la Policía Nacional del Perú, Iber Maraví y su tío Víctor Olarte se encontraban como no-habidos tras el atentado que se realizó en el marco del día del maestro de dicho año y por el que fueron detenidas “Edith Lagos y Berlinda Mendoza”.

“Los detenidos en cárcel Edith Lagos y Berlinda Mendoza y los no habidos Víctor Whasington Olarte y su sobrino Iber Maravi Olarte y otros, atentaron con dinamita a la puerta principal de la Dirección Regional de Educación Ayacucho”, se lee en el documento publicado por el referido programa.

Ayer domingo, a través de un comunicado, el ministro de Trabajo refirió que no le debe nada a la justicia y que no tiene procesos pendientes ni “sentencia alguna que manche mi trayectoria”.

“En el aspecto moral he condenado abiertamente todo acto terrorista y he manifestado mi convicción personal de seguir construyendo un país más justo y digno en el marco del respeto a las instituciones y la democracia”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: