El Ojo de Búho

Prof. IVAN LEON CASTRO

ivanleon_unc@yahoo.es

LITIGANTES   SUFREN VIA CRUSIS EN EL PODER JUDICIAL

Con pandemia a sin pandemia, los litigantes en el Poder Judicial pordiosean atención de los magistrados y del propio personal administrativo. Los usuarios van a las sedes judiciales y los señores jueces no están en sus puestos de trabajo. Solo el personal de seguridad informa que  no hay atención. Eso sucede casi todos los días, pero no se dignan informar cuándo y a qué hora atenderán. Madres que tienen denuncias por alimentos son ninguneadas, los procesos judiciales se hacen cada vez más lentos, a pesar de la virtualización de las audiencias. Los expedientes “caminan” si hay una paga de por medio, la atención parece una subasta. Nos hemos tomado la molestia de conversar con los usuarios y casi todos ellos afirman que dieron una dádiva para que agilicen sus trámites. Todos los gobiernos anuncian reformas en el poder judicial, pero llegado el momento no hay cambio alguno. Cada año, el primer día útil de enero en todas las Cortes Superiores del país y en la Corte Suprema se anuncia una lucha frontal contra la corrupción, solo palabras, después vemos a jueces recibiendo dinero para emitir una sentencia o apurar un trámite.

Por ejemplo, los pobres maestros dan lástima en los trámites para que les abonen la subvención por preparación de clases que les adeuda el Estado, se convierten en mendigos de sus derechos, porque pasan años y no se emiten las sentencias, a esto se suma la corrupción en las UGUELES que pagan primero a sus amistadas primero, los demás a la sala de espera del viejo café.

La corrupción en el poder judicial es una pandemia difícil de erradicar, las denuncias son pocas, porque el litigante afectado tiene temor hacerlas públicas por la represalia de jueces y secretarios de juzgados.

El asunto es que no se puede cambiar una tradición de irregularidades en un día o dos, pasarán años para que la actitud de los jueves sea distinta, probablemente haya jueces probos y honestos, pero me atrevo a pensar que son muy pocos. Vivimos una experiencia con un tal Juez Pacherres , teníamos una diligencia por causas universitarias, este juez estuvo comprometido con una de las partes y antes de emitir sentencia, le llamó  la atención a un abogado por no tener corbata y habló de honestidad y de rectitud en la administración de justicia, a los dos días cayó recibiendo un fajo de dólares para favorecer a un litigante.

Sería bueno que los magistrados tomen conciencia de las necesidades de los litigantes, de los maestros que diariamente van a consultar como va su causa y no reciben información clara, muchos de los maestros han muerto y no han recibido el beneficio económico que la ley les reconoce y otros están envejeciendo en el intento de lograr el derecho que les corresponde.

Ante la inoperancia del Poder Judicial, el Congreso, aprobó una moción para que a los maestros se le abone, sin necesidad de pasar por el poder judicial, todavía no hay aprobación del Pleno, pero si eso se diera, fuera un reconocimiento al maestros, cuyos salarios son precarios y las pensiones que perciben por cese y jubilación son miserables.

 

A %d blogueros les gusta esto: