Empresas de saneamiento se preparan ante posibles huaicos y lluvias intensas

 

 

También ante inundaciones y sequías

Las empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS) se preparan para identificar los riesgos de desastres que podrían interrumpir o afectar la calidad de los servicios de agua potable y alcantarillado en sus jurisdicciones, informó la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass).

La entidad precisó que en la actualidad las EPS planean actividades para afrontar eventos naturales, como el próximo periodo de lluvias intensas del verano 2020-2021 en diversas regiones del país.
También se preparan ante un posible escenario de déficit de lluvias, que pondría en riesgo la calidad y cantidad de agua, conforme lo establecen las declaratorias de estado de emergencia que involucra a los prestadores de los departamentos de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca y Áncash.
En este sentido, la Sunass, a través de la asistencia técnica, orienta a las empresas prestadoras a elaborar diagnósticos y planes de contingencia ante fenómenos naturales como sismos, inundaciones, huaicos, lluvias intensas, tormentas eléctricas, deslizamientos, sequías y erupciones volcánicas.
Fernando Chiock, especialista en gestión de riesgo y adaptación al cambio climático de la Sunass, precisó que para mitigar el impacto de los fenómenos naturales, debido a las condiciones de vulnerabilidad de las empresas prestadoras, estas deben analizar y evaluar los potenciales riesgos de desastres y planificar las medidas para controlarlos, a fin de evitar la interrupción del servicio de agua potable y alcantarillado en situaciones de desastre.
“Además, los prestadores deben formular sus planes de contingencia ante diferentes escenarios de riesgo. Esto hará posbile que estén preparados, que brinden el servicio o lo reestablezcan en el menor tiempo posible para que la población afectada se recupere lo más pronto posible”, indicó.
La asistencia técnica que brinda la Sunass permitió que las EP Grau, Sedacaj, Emsapa Calca y el área técnica municipal de la Municipalidad Provincial Gran Chimú de La Libertad, culminen la formulación de sus planes de contingencia. En tanto las EP Epsel, Sedalib, Ilo y Emapat están en proceso de formulación de las mismas y las EP Emsa Puno, Nor Puno, Empapa Yunguyo, Seda Juliaca y Aguas del Altiplano, en proceso de desarrollo de sus respectivos diagnósticos de riesgo.
La Sunass indicó que los planes de prevención y reducción de riesgos, y los de contingencias aprobados deben ser incluidos en el Plan Maestro Optimizado (PMO) de las EP y luego incorporados a los estudios tarifarios de las mismas, con el objetivo de crear reservas través de la tarifa, que permitan la ejecución de los planes preventivos y de contingencia.
Por último, resaltó que para el sector saneamiento, los gobiernos regionales y las municipalidades, así como el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, son responsables de implementar los procesos de la gestión del riesgo de desastres, cada uno en el ámbito de sus competencias, según lo establecido en el marco de la Ley 29664 que crea el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos de Desastres; la Ley 27867, Ley Orgánica de Gobiernos Regionales; y la Ley 27972, Ley Orgánica de Municipalidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: