En 1260 distritos de 25 regiones a nivel nacional

En 1260 distritos de 25 regiones a nivel nacional

Más de 74 mil adultos mayores de Pensión 65 reciben orientación para prevenir el contagio del coronavirus a través de acompañamiento domiciliario remoto

• Con el uso del aplicativo Ayza se detectan signos de alarma. Posibles casos positivos son derivados al Ministerio de Salud

Gracias al uso de la tecnología, 74 468 personas usuarias del Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), vienen recibiendo acompañamiento domiciliario remoto de los promotores del programa, quienes de esa manera brindan consejería y orientación para prevenir el coronavirus y detectan posibles casos de contagio.

Estas acciones remotas forman parte del acompañamiento continuo que el programa realiza en favor de sus personas usuarias. Desde el lunes 16 de marzo hasta el 25 de mayo, los colaboradores de Pensión 65 de las Unidades Territoriales han realizado esas visitas remotas en 25 departamentos, 192 provincias y 1260 distritos, las cuales son registradas a través del sistema informático Ayza.

Los departamentos que registran más acompañamientos domiciliarios remotos a usuarias y usuarios de Pensión 65 son Cajamarca (11 358 visitas), Ancash (7087 visitas), San Martín (5922 visitas), Ayacucho (4858 visitas), Huancavelica (4486 visitas) y Lima (4407 visitas).

Los acompañamientos se realizan a través del aplicativo Ayza, herramienta empleada para el registro de encuestas y que es compartida por el personal del programa en base a los DNI de las personas usuarias. Esta herramienta permite identificar si los usuarios presentan algún posible cuadro de COVID – 19 y, en ese caso, derivarlos al Ministerio de Salud para su posterior atención.

El uso de este aplicativo es parte de la estrategia para evitar la propagación del coronavirus entre la población adulta mayor, que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) viene impulsando a través de Pensión 65.

A través de estas acciones remotas, el personal enseña las buenas prácticas de cuidado e higiene como el lavado de manos con agua y jabón durante 20 segundos, la técnica correcta para toser y estornudar cubriéndose con el antebrazo, la importancia de vacunarse contra el neumococo o la influenza y la higiene de la vivienda, entre otros temas relevantes para evitar el contagio del coronavirus y sus consecuencias.

De acuerdo a la R.D. N°050-2020-MIDIS/P65-DE, que aprueba el Protocolo de Visitas Domiciliarias a Personas Adultas Mayores Usuarias de Pensión 65 para la Prevención de Coronavirus (COVID-19), se considera persona usuaria de alto riesgo a aquella que sufre de diabetes, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares, pulmonares y obstructivas crónicas, así como neoplasias.

Asimismo, durante el acompañamiento remoto se indaga sobre el estado de salud, vacunación contra neumococo e influenza, y sintomatología vinculada a coronavirus de la persona visitada para su derivación al sector Salud, tomando en cuenta los siguientes signos de alarma: dolor de garganta, dificultad para respirar, congestión nasal, estornudos, fiebre, escalofríos, malestar general intenso, respiración rápida y sensación de falta de aire.

Luego de la llamada, el promotor informa las condiciones de salud de las personas usuarias con indicios de haber contraído el COVID – 19 a los gobiernos locales, a través de la Instancia de Articulación Local, espacio de coordinación municipal para temas de índole social.

El dato

Pensión 65 cuenta con 557 043 personas usuarias en los 1874 distritos del país. El programa social tiene 24 060 usuarias y usuarios en el VRAEM, 13 155 en el Alto Huallaga, 3684 en zonas de frontera y 11 362 en la Amazonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: