En 50% se incrementan los casos de quemaduras por líquido caliente en niños en el INSN San Borja

En más del 50% se incrementaron los casos de quemaduras graves en los menores de 5 años, en el último mes de julio y lo que va de agosto de este año en comparación al mismo periodo del 2020, por lo que el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, hizo un llamado a los padres de familia a redoblar la vigilancia de sus hijos para evitar accidentes graves.

El jefe del Eje Quemados del INSN San Borja, César Medrano Sedano dijo que solo desde julio a la fecha, un total de 42 niños ingresaron por Emergencia con quemaduras graves, de los cuales 32 fueron por líquido caliente. En el mismo periodo del 2020, la cifra fue de 27 niños quemados, siendo 19 de ellos, producto de quemaduras con líquido caliente.

En las últimas horas, ingresó por Emergencia procedente de Chimbote, un bebé de 10 meses con el 25% de quemaduras en diversas partes del cuerpo, tras caerle de forma accidental agua hirviendo. El equipo multidisciplinario del Eje Quemados viene brindando atención especializada al pequeño que permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En ese sentido, recomendó a los padres “No dejar ollas ni recipientes con líquidos calientes a enfriar en el piso”, “No dejar al alcance de los niños líquidos inflamables como alcohol”, fósforos o encendedores”, “No dejar velas prendidas” y “No dejar a los niños solos en casa”.

Actualmente, 21 niños con quemaduras graves, entre 1 y 13 años permanecen en el Eje Quemados, el 50% sufrió lesiones por líquido caliente. De este total, trece se encuentran en Hospitalización en proceso de recuperación y ocho en la UCI.

En el mundo, las quemaduras son la tercera causa de muerte en menores de 5 años, motivo por el cual, el INSN San Borja, liderado por la Directora General, Dra. Zulema Tomas Gonzáles, desde el año 2014, emprendió una ardua lucha en la prevención de quemaduras en la población pediátrica con el fin de reducir estas cifras, toda vez que el 90% de los casos se pueden evitar, ya que los menores afectados se encuentran con un adulto en casa.

El proceso de recuperación de un paciente quemado es largo y costoso, sin considerar su tratamiento psicológico. Anualmente, aproximadamente 300 niños llegan al INSN-SB con quemaduras que requieren hospitalización.

El INSN San Borja es el único centro pediátrico que cuenta con una unidad integral de atención para el paciente gran quemado y que contempla: Unidad de Cuidados Intensivos, Hospitalización, Área de Rehabilitación, Banco de Piel, Taller de Mallas y Terapia Psicológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: