En busca de reducir los índices de anemia en el país se inicia el concurso #ChallengeAnemia

Uno de los problemas de salud que más amenaza a la población peruana es la anemia. Según las últimas estadísticas del Ministerio de Salud, esta enfermedad afecta a un 40,1% de niños entre 5 a 36 meses; es por ello, que se crea el #ChallengeAnemia, un concurso organizado por Grupo Santa Elena y la marca Avinka; con el apoyo de la consultora de innovación BioActiva y el co-financiamiento del Programa Nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación – ProInnóvate, que tiene como objetivo de combatir la anemia a través de proyectos innovadores que permitan recolectar y elaborar alimentos a base de sangre de pollo.

Con este concurso, se busca identificar y seleccionar, soluciones tecnológicas innovadoras que permitan resolver un problema de salud a través del alto contenido en hierro que posee la sangre de estas aves, transformarla en ingredientes o productos alimenticios, que contengan más de 27,3 MG de hierro. Las startups, empresas, centros de investigación, universidades, entre otros que cumplan con estar legalmente constituidos y tengan relación con la investigación e innovación tecnológica en la industria podrán participar hasta el 24 de septiembre.

“A la fecha, se procesan al menos 7,000 aves/hora produciendo aproximadamente 50 gr de sangre por pollo, por lo que con este concurso queremos aprovechar este insumo y ayudar a combatir la anemia en el país. Además con este tipo de iniciativas buscamos fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación desde la ciencia, brindando un beneficio social que ayudará a contribuir en la solución de uno de los principales problemas que tiene el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social – MIDIS.” afirma Johnny Leon, Gerente de Proyectos y Mantenimiento en Grupo Santa Elena.

Como primera etapa, este concurso busca implementar un sistema de recolección de sangre de pollo que no esté física, química o biológicamente contaminada, que no requiera personal especializado y cuente con un costo eficiente. Posteriormente, como segundo periodo se evaluará la preservación del producto a fin de asegurar su purificación y conservación, para finalmente como última fase elaborar un producto que pueda ser consumido por el ser humano, sin que se vean afectados los parámetros nutricionales y la proteína que brinda.

La viabilidad de este proyecto estará a cargo de la Universidad Le Cordon Bleu, quienes aportarán el factor investigación en todo el proceso. Además los criterios de evaluación se centran en la innovación, la confiabilidad basado en la experiencia y la agilidad en tiempo para implementar esta idea lo más pronto posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: