ENTREDICHOS ENTRE INKAFARMA Y SUS TRABAJADORES

ENTREDICHOS ENTRE INKAFARMA Y SUS TRABAJADORES

Contradicciones. Mediante un comunicado remitido hoy a nuestra redacción, Inkafarma asegura que ha implementado una serie de protocolos autorizados por el Ministerio de Salud para proteger a su personal y al público de un eventual contagio del nuevo coronavirus.

Sin embargo, la trabajadora Rosa Palacios Olivares (con DNI 41767060) y paciente confirmado de Covid-19, se comunicó con Guik desde Trujillo, para denunciar el presunto  “abandono” de la empresa. Sus declaraciones quedaron plasmadas en un vídeo.

Guik publicó este fin de semana la denuncia formulada por dirigentes del Sindicato Nacional de Químicos Farmacéuticos de Inretail Pharma S.A, quienes, entre otras cosas, aseguran que a los trabajadores contagiados por el nuevo coronavirus, no se les estaría brindando medicamentos y, tampoco, se están haciendo las pruebas de descarte en todo el personal.

LO QUE DICE LA EMPRESA

Frente a ello funcionarios de Inkafarma emitieron un pronmunciamiento en el cual indican que dicha empresa hace “un seguimiento cercano” a los casos sospechosos y positivos de Covid-19.

“Contamos con protocolos de seguridad que nos permiten identificar diariamente si el personal cuenta con alguna sintomatología que pueda ser semejante al Covid-19.”

Así, aseguran, si un trabajador tiene síntomas relacionados con el patógeno, se aplica un protocolo por el cual se establece que pase un periodo de aislamiento preventivo en su domicilio.

Añaden, además, que el colaborador es sometido a un seguimiento por parte de un médico del área de Gestión Humana. En caso de confirmarse que es positivo al Covid-19 se profundiza la cuarentena obligatoria.

Se advierte que todos los casos positivos son informados al Ministerio de Salud y se somete a un test al personal que estuvo en contacto con estas personas. En su comunicado, Inkafarma asegura  que sus trabajadores son su principal preocupación, y por ello, les están entregando equipos de protección y se ha procedido a la desinfección constante de los establecimientos.

LO QUE DICE LA TRABAJADORA

La trabajadora de Inkafarma en TrujilloRosa Palacios Olivares, auxiliar de despacho, asegura que se contagió del Covid-19 cuando estaba laborando en la medida que el equipo de protección que se le dio no era- supuestamente- el adecuado.

Dice también que fue ella quien pagó los más de 200 soles que le costó la prueba de descarte del Covid-19 y que, a la fecha, no ha recibido ningún medicamento de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: