Especialistas del Hospital Hipólito Unanue corrigen desprendimiento de retina a recién nacida

 

 

En una notable intervención quirúrgica, médicos oftalmólogos del Hospital Nacional Hipólito Unanue (HNHU) del Ministerio de Salud (Minsa) lograron corregir el desprendimiento de retina por prematuridad de una bebé de dos meses de nacida.

Este cuadro médico denominado ‘retinopatía del prematuro’ provoca que crezcan vasos sanguíneos anormales dentro de la retina (capa más interna del ojo que transforma la luz en impulso nervioso que viaja hasta el cerebro). Esta condición puede provocar que la retina se desprenda por completo y producir ceguera.

La doctora Ada Apaza, médico asistente del Servicio de Oftalmología del HNHU, precisó que el procedimiento quirúrgico duró cuatro horas aproximadamente y consistió en detener el crecimiento de vasos sanguíneos anormales dentro del ojo.

Para poder realizar la operación de la retinopatía del prematuro es importante un examen oportuno de la vista por parte del médico oftalmólogo, tal como ocurrió con la recién nacida que recibió un diagnóstico temprano de la enfermedad y los servicios especializados del establecimiento de salud.

Cabe recalcar que la cirugía y el proceso de recuperación fueron cubiertos por el Seguro Integral de Salud (SIS).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: