EsSalud alerta que calzado inadecuado, falta de actividad física y sobrepeso aumentan riesgo de padecer espolón calcáneo en el pie, doloroso mal que afecta el talón

 

 

Mantener un peso adecuado, realizar ejercicios físicos y utilizar el calzado apropiado recomendaron especialistas de EsSalud para evitar el espolón calcáneo, patología que produce dolor intenso en el talón del pie, lo que genera dificultades para caminar e incluso impide que la persona que la padece pueda desarrollar sus actividades con normalidad.

El doctor Walter Alvarado Silverio, traumatólogo del Hospital Alberto Sabogal de EsSalud, explicó que el espolón calcáneo es un crecimiento del hueso del talón en forma triangular que se produce cuando la fascia plantar (banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos), está sometida a excesiva tracción y sobrecarga.

Precisó que esta patología se caracteriza por presentar dolor a nivel del talón, en el hueso calcáneo. En muchos casos, la dolencia se hace crónica y afecta más a pacientes de la tercera edad.

Sostuvo que el principal factor de riesgo para presentar espolón calcáneo es la obesidad. “Más de la mitad de nuestros pacientes que vienen a consulta externa por esta patología presentan sobrepeso”, anotó.

Dijo que las personas que caminan mucho durante el día y usan calzado inadecuado también van a presentar este tipo de dolor.

Tratamiento

El médico traumatólogo manifestó que los casos de espolón calcáneo se resuelven con un tratamiento conservador, que incluye reposo, disminución de peso, ciclos de analgésicos antinflamatorios y terapia física. También existen opciones complementarias como el uso del ultrasonido, ondas de choque y ejercicios de estiramiento.

Otra alternativa, refirió, es el tratamiento quirúrgico que consiste en hacer pequeñas incisiones en la fascia plantar y técnicas de alargamiento a nivel del tobillo y el pie para relajar la tensión que se produce en esa zona del pie y reducir el dolor.

Recomendaciones

El especialista señaló que para prevenir esta afección se recomienda evitar el sobrepeso, utilizar calzado de suela gruesa no rígida que brinde amortiguación y realizar ejercicios físicos de estiramiento de los músculos de las pantorrillas, talones y fascia plantar.

Asimismo, no estar mucho tiempo de pie y en el caso de las personas que salen a correr o practican deporte en superficies duras, deben hacerlo con el calzado adecuado.

“Lo recomendable es usar calzado de suela ancha y flexible, y que no tengan tacos altos y duros. Si las damas van a usar este tipo de calzado, que sea por periodos cortos de tiempo, pero lo recomendables es usar zapatos más cómodos, zapatillas de suela ancha y que no sean rígidas”, acotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: