Hombre muere al ser enterrado vivo e intentar resucitar al tercer día como Cristo

James Sakara, de 22 años, fue encontrado muerto por los miembros de su congregación cuando lo desenterraron, por su propio pedido, después de tres días como a Jesús.

El pastor de la iglesia Sion en la ciudad de Chidiza (Zambia) convenció a su comunidad religiosa de que podría resucitar, por lo cual, tres integrantes lo ayudaron a cavar una tumba poco profunda. Posteriormente, procedieron a atar sus manos y enterrarlo vivo.

Al ver que Sakara no salió del lugar en el tiempo indicado, los miembros de la iglesia se acercaron a su sepulcro para comprobar por qué su líder no había cumplido su promesa. Cuando encontraron el cuerpo sin vida, los creyentes intentaron revivirlo por medio de ejercicios espirituales, pero no surtieron efecto.

Para justificar su accionar, el joven veinteañero, quien era también practicante de medicina tradicional, citó a la biblia frente a sus seguidores. “Las palabras de Jesús a sus discípulos, ‘hagan esto en memoria mía’, se referían a la resurrección y no solo a beber vino y machacar pan sin levadura”, manifestó, según los testigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: