IMPROVISACIÓN: ¿HASTA CUÁNDO?

 

 

Por: César “Chico” Véliz Mendoza
Somos un país que marcha al desastre con un gobierno que no sabe comunicar, habla en difícil y repite lo mismo. En la última conferencia de prensa lo más rescatable, con sensación a amargura, fue ver a Sagasti utilizar, como gran conquista en plena pandemia, el atomizador de alcohol pero, nada concreto de las vacunas, camas uci, oxígeno y ni siquiera mascarillas para la gente pobre.
Si Vizcarra, al igual que Sagasti y sus ministros, nos han llevado a la triste ubicación de primer puesto en el mundo por mal manejo de la pandemia ¿podemos pedir mejor economía, trabajo, agua potable, educación o vivienda digna para familias necesitadas? Dudo también lo haga el próximo gobierno si elegimos a una candidata morada que no diferencia Ministerio Público y Consejo de Ministros y Olivares, congresista del mismo color, que promueve consumo de marihuana en la TV.
Me pregunto ¿podemos elegir a quienes, como Vizcarra, solo buscan la impunidad, o a un candidato que no paga la pensión de alimentos? La improvisación nos llevará a cometer más errores. Si no hay ideas básicas de administración pública ¿qué nivel de leyes saldrá del Parlamento? Por improvisar tenemos el actual Congreso que toma decisiones populistas en busca de votos.
El odio y la improvisación quitan objetividad. En 2002 la Procuraduría contrató a la empresa Kroll por 350 mil dólares para hacer seguimiento, durante seis meses, a las cuentas de Fujimori en el extranjero. No arrojó ningún resultado. Como no hallaron pruebas el informe desapareció después de 13 años. Hay que pensar antes de decidir. Después no digamos “ellos no me representan”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: