INDEFENSIÓN PARA CONGRESISTAS DECENTES

Se concretó la eliminación de la inmunidad parlamentaria consagrada en el art. 93 constitucional pensada como garantía para la función no para ser un privilegio que lleve a la impunidad. En estos tiempos de corrupción y de mafias delincuenciales la inmunidad estaba destinada a proteger la libertad del representante e impedir que la acusación escondiera un móvil político.
En diciembre pasado el pleno del Congreso aprobó el proyecto de reforma no referida a delitos de función sino al procesamiento por delitos comunes imputados a congresistas durante el ejercicio de su mandato, ahora la refrenda.
 La inmunidad como protección especial está ligada a la esencial fiscalización. Si bien su eliminación puede limpiar la mala imagen del Congreso también mutila sus posibilidades de luchar contra la corrupción y la delincuencia al colocar al parlamentario decente y honesto en indefensión en un país donde las denuncias y demandas son cosa de todos los días con pruebas o sin ellas.
El congresista honesto puede ser víctima de una madeja de procesos sin fin para neutralizarlo cuando se aboca a causas nobles, algo que no figura en la imaginación del centenar de representantes que la eliminaron. Ningún cuidado personal extremo lo protegerá de la mala fe, de la destrucción mediática y de las venganzas. Esta arista nos dará un Legislativo debilitado, con más temores, arrinconado por poderosos intereses. 
La inmunidad supone una protección al parlamento y al parlamentario, no persigue la exención del delito del representante, sino la apoliticidad de la acusación. En el Perú ha tenido mala prensa como privilegio protector de corruptelas en tiempos en que la confrontación de poderes estaba destinada a dar carta blanca al Ejecutivo como sucedió con Martín Vizcarra que tanto criticó la inmunidad y ahora postula para obtenerla. Lo único bueno de la reforma aprobada es que aunque el ex gobernante llegue al Congreso ya no la tendrá. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: