Italia registra un récord de 27 mil contagios de coronavirus en solo un día

 

 

Se trata del mayor aumento de los contagios en Italia, que eleva el balance de infectados con coronavirus a las 616 595 personas y de las víctimas mortales a 38 122 desde que se desatara esta emergencia sanitaria.

Italia registró 26 831 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo récord que coincide con el mayor número de test realizados, y 217 han muerto desde ayer, según el boletín de este jueves del Ministerio de Sanidad.

Se trata del mayor aumento de los contagios que eleva el balance de infectados a las 616 595 personas desde el inicio de la crisis en Italia, a finales de febrero, pero también ahora se hacen muchas más pruebas diagnósticas de las que se hacían por aquel entonces.

De hecho este jueves se superaron por primera vez las 200 000.

La cifra de 217 fallecidos es la segunda más alta desde mediados del pasado mayo (el martes fueron 221) y supone que las víctimas mortales en Italia por el virus sean ya 38 122 desde que se desatara esta emergencia sanitaria.

De este modo siguen aumentando los enfermos con la COVID-19 y en el país actualmente hay casi 300 000 personas con el virus, la gran mayoría aislada en sus domicilios con síntomas leves o sin ellos.

Pero preocupa la situación del sistema hospitalario pues la presión no cesa. Las personas ingresadas con diversa sintomatología han aumentado en 1 098 desde ayer, hasta un total de 17 615, y de estas 1 651 están en cuidados intensivos (+115).

La región más afectada sigue siendo Lombardía (norte), epicentro desde el principio de la crisis en Italia y que suma 7 339 nuevos casos (con 42 000 pruebas), gran parte de ellos en su capital, Milán, y en Monza.

Le sigue la región de Campania (Nápoles, sur) con 3 103 positivos y la mitad de test (17 735) y Piamonte con 2 585 casos y 12 700 pruebas.El presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli, asesor del Gobierno en esta crisis, defendió este jueves que la preparación del país “ahora no es comparable a la de marzo” pues ahora se sabe mejor cómo combatir el virus y, sobre todo, se tienen más medios.

En la actualidad la media de edad de los enfermos con la COVID-19 en Italia ronda los 42 años y en las unidades de cuidados intensivos aún quedan unas 5 000 plazas. La mayoría de las personas ingresadas en esta sección superan los 65 años y tienen otras enfermedades.

Sin embargo Locatelli advirtió que hay “excepciones” y casos de jóvenes que han requerido de atención intensiva por lo que pidió que no se sientan inmunes.

Por otro lado trató de explicar por qué en esta ocasión el foco de Lombardía no está en Bérgamo, la zona más azotada en la primera oleada. En su opinión se debe en primer lugar a una “memoria social”, a que sus habitantes han aprendido a protegerse mejor.

En segundo lugar también puede responder a la “memoria inmunológica” que han podido desarrollar.

Locatelli por su parte habló de una futura vacuna que cree que solo estará disponible desde la próxima primavera y defendió las terapias de anticuerpos monoclonales como “las más prometedoras” para hacer frente al virus en el organismo humano.

Para afrontar esta segunda oleada Italia, en estado de emergencia hasta el 31 de enero de 2021, ha cerrado cines, teatros, piscinas y gimnasios, ha clausurado por la tarde-noche los bares y restaurantes y varias regiones han impuesto un toque de queda nocturno.

Los expertos y analistas se preguntan si será posible evitar un nuevo confinamiento general del país, sobre todo después del impuesto anoche en Francia, aunque el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, sigue considerándolo la última alternativa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: