Japón recibe y analiza las muestras del asteroide Ryugu en búsqueda del origen de la vida en el universo

 

 

La sonda Hayabusa-2 dejó caer una cápsula con las muestras espaciales en Australia este fin de semana.

Los responsables de la agencia espacial japonesa JAXA declararon el martes haber empezado a analizar los materiales que trajo consigo la cápsula enviada a un asteroide, con la esperanza de que aporte datos sobre la formación del universo.

“Estoy realmente contento de que la cápsula haya podido volver después de un viaje espacial, entre la idea y la vuelta, de 5.240 millones de kilómetros”, declaró el responsable del proyecto, Yuichi Tsuda a los periodistas.

Los científicos creen que la cápsula, que aterrizó el domingo en Australia, puede contener un centenar de miligramos de materia extraída, por primera vez en la historia, bajo la superficie de un asteroide, el Ryugu (a más de 300 millones de kilómetros de la Tierra).

Estos materiales, según los científicos, datarían de hace 4.600 millones de años, y no han cambiado desde entonces.

“Tengo muchas ganas de ver (las muestras) con mis propios ojos”, declaró Tsuda. Algo que no ocurrirá antes de una semana, por lo menos, ya que se debe seguir un estricto procedimiento para asegurarse de que los materiales no están contaminados.

“Si las muestras no están contaminadas por el entorno terrestre (…), pueden ser útiles para los investigadores de todo el mundo“, declaró el jefe del grupo de análisis, Tomohiro Usui.

“La cápsula es de aluminio y blanca, así que, si en el interior observamos algo negro, quiere decir que hay material de Ryugu“, declaró Usui.

Por el momento, la cápsula permanece “en un espacio vigilado”, del centro de la JAXA en Sagamihara (sur de Tokio), declaró el director general de la agencia, Hitoshi Kuninaka.

Ryugu -nombre de un palacio mágico submarino del folclore nipón- tiene unos 900 metros de diámetro y una forma ligeramente cúbica y, como otros planetas menores, está considerado entre los cuerpos más antiguos del Sistema Solar.

Según los científicos, en la formación de la Tierra, el planeta estuvo demasiado próximo al Sol para que el agua pudiera condensarse, pero una vez se enfrió tanto agua como materiales orgánicos fueron traídos al Planeta por asteroides como Ryugu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: