JOHN LE CARRE: EL MAESTRO DE LAS NOVELAS DE ESPIAS FALLECIÓ A LOS 89 AÑOS

 

 

John Le Carré, un espía convertido en novelista que se convirtió en el principal escritor de ficción de espionaje en inglés, murió el sábado a los 89 años, anunció su agente este domingo.

El autor de ‘La casa Rusia’, que trabajó en los servicios secretos británicos, vendió millones de libros con tramas de suspenso y misterio 

La vida de Le Carré fue tan apasionante como sus numerosas novelas, en las que combinaba una destreza literaria inmensa para presentar el complicado, enigmático y turbio mundo del espionaje junto con una fortaleza moral que cautivó a millones de lectores de todo el mundo.

Comenzó a trabajar para los servicios secretos británicos mientras estudiaba alemán en Suiza, a finales de los años cuarenta.

Fue mientras daba clases en el elitista colegio privado de Eton, cuna del poder conservador en el Reino Unido, cuando lo reclutó el Servicio Exterior Británico.

Desde una pequeña oficina del MI5 (Agencia de Inteligencia Británica Interior) en Curzon Street (Londres), David Cornwell captaba, instruía y enseñaba a espías del otro lado del telón de acero, atraídos al bando de Occidente. Fue allí cuando comenzó a escribir, bajo el seudónimo de John le Carré.

El espía que surgió del fríoEl topoEl honorable colegial La gente de Smiley consagraron a Le Carré como el maestro indiscutible de un género de inmensa popularidad durante la década de los sesenta y setenta.

La caída del muro de Berlín y el final de la Guerra Fría podrían haber sido el final de una trayectoria muy identificada con esa Europa de la posguerra, pero Le Carré demostró que seguía existiendo un inmenso caudal de maldad en el mundo, y que su habilidad literaria le iba a permitir denunciarlo con éxito, con obras como La Casa Rusia, El jardinero fiel o Un traidor entre los nuestros.

“Con gran tristeza debo anunciar que David Cornwell, conocido en el mundo con el nombre de John Le Carré, falleció tras una corta enfermedad en Cornwall el sábado por la noche. Tenía 89 años. Nuestro pensamiento está con sus cuatro hijos, sus familias y su querida esposa Jane”, indicó Jonny Geller, director del grupo Curtis Brown, agencia artística con sede en Londres.

La muerte no está relacionada con COVID-19, según la información.

Nacido como David Cornwell, Le Carré trabajó para el servicio de inteligencia de Reino Unido antes de usar su experiencia para crear obras de ficción que incluyen Tinker, Tailor, Soldier Spy y The Spy Who Came in from the Cold.

La vida de Le Carré fue tan apasionante como sus numerosas novelas, en las que combinaba una destreza literaria inmensa para presentar el complicado, enigmático y turbio mundo del espionaje junto con una fortaleza moral que cautivó a millones de lectores de todo el mundo.

Comenzó a trabajar para los servicios secretos británicos mientras estudiaba alemán en Suiza, a finales de los años cuarenta.

Fue mientras daba clases en el elitista colegio privado de Eton, cuna del poder conservador en el Reino Unido, cuando lo reclutó el Servicio Exterior Británico.

Desde una pequeña oficina del MI5 (Agencia de Inteligencia Británica Interior) en Curzon Street (Londres), David Cornwell captaba, instruía y enseñaba a espías del otro lado del telón de acero, atraídos al bando de Occidente. Fue allí cuando comenzó a escribir, bajo el seudónimo de John le Carré.

El espía que surgió del fríoEl topoEl honorable colegial La gente de Smiley consagraron a Le Carré como el maestro indiscutible de un género de inmensa popularidad durante la década de los sesenta y setenta.

La caída del muro de Berlín y el final de la Guerra Fría podrían haber sido el final de una trayectoria muy identificada con esa Europa de la posguerra, pero Le Carré demostró que seguía existiendo un inmenso caudal de maldad en el mundo, y que su habilidad literaria le iba a permitir denunciarlo con éxito, con obras como La Casa Rusia, El jardinero fiel o Un traidor entre los nuestros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: