La Centena Sanitaria  Por: Enrique Cornejo 

La Centena Sanitaria

Por: Enrique Cornejo

 

Se han cumplido 100 días del aislamiento social obligatorio. Hace ya buen tiempo dejo de ser cuarentena pero la llamábamos así por comodidad; ya hace tiempo también dejo de ser aislamiento, pues miles de peruanos empezaron a salir a la calle desesperados en la búsqueda de ingresos para poder comer.

 

1. El impacto sanitario

 

Las cifras oficiales en Peru señalan cerca de 258 mil contagiados y más de 8 mil fallecidos por Covid-19; todos sabemos que estos números hay que multiplicarlos mínimamente por dos o por tres para acercarnos más a la realidad. Lo cierto es que el contagio sigue alto y así estaremos todavía por un tiempo.

 

2.El impacto productivo

 

La última estimación del Banco Central de Reserva (BCRP) nos habla de una caída de -12,5% para el 2020; otros analistas hablan hasta de -17%

Los cálculos más optimistas señalan que recuperaremos los niveles productivos de 2019 a principios de 2022; podría demorar más. Es una caída muy fuerte.

 

3. El impacto en el empleo

 

Solo en Lima, las cifras oficiales señalan 2.3 millones de empleos perdidos. Si estimamos otro tanto de empleos informales, tendríamos ya una pérdida de más de 4 millones de empleos. No nos asómbrenos entonces por la cantidad de gente en las calles tratando de hacer comercio ambulatorio.

 

4. El aislamiento más largo y duro

 

Claramente en el Peru se ha dado la más fuerte y larga paralización (por el aislamiento social decretado) de todo el mundo. Sin embargo, como este aislamiento no estuvo acompañado a tiempo por pruebas moleculares y cercos epidemiologicos más cercanos a los contagiados, entonces el esfuerzo no permitió obtener los resultados esperados.

 

5. Las políticas del gobierno

 

Las políticas de subsidios directos, apoyo financiero a partir de Reactiva Peru y otras medidas del Ejecutivo han sido positivas pero insuficientes. Todavía no llegan a millones de emprendedores, informales, y microempresas.

 

6. La reanudación económica

 

La reanudación de las actividades económicas se va haciendo algo desordenada, con requisitos y trámites bastante burocráticos y con la tremenda dificultad de tener que realizarse con protocolos sanitarios para evitar el contagio. Este proceso va a ser lento y complicado. El gobierno tiene que mostrar mayor capacidad de escucha y de autocrítica, apoyar antes que dificultar el proceso productivo y gobernar teniendo en cuenta nuestra diversidad y peculiares características.

 

7. El escenario político

 

El escenario político se complica pues a la debilidad institucional que ya existía antes de la pandemia, se une la incertidumbre acerca de quienes nos gobernarán a partir de julio 2021 así como los planteamientos populistas que estamos viendo en el actual Congreso, cuyo accionar complica las cosas antes que ayudar a salir de la crisis.

 

8. La tarea pendiente

 

Hay muchas cosas que debemos hacer. El gobierno tiene que continuar siguiendo de cerca el tema sanitario y las medidas de reanudación económica escuchando a los involucrados y especialistas en ambos temas. Con seguridad serán necesarios más subsidios directos a la población más vulnerable y la estrategia Arranca Peru debe ejecutarse con eficiencia y transparencia.

 

9. El papel de nosotros los ciudadanos

 

Pero la responsabilidad no es solo del gobierno. Mucho depende de la actitud y comportamiento de cada uno de los peruanos. Se trata de actuar como si todos estuviéramos contagiados y así cuidarnos con el buen uso de la mascarilla, el lavado de manos y el permanente distanciamiento social.

 

10. Nuestro estado de ánimo

 

Lo más complicado, sin embargo, es el estado de ánimo de nosotros los peruanos. Muchos están enojados y con razón y entonces aparece la crítica fuerte y con mucho pesimismo; la mayoría estamos estresados y preocupados por nuestra salud y nuestra economía familiar. Entiendo que se critique, pero creo necesitamos generar esperanza, escucharnos y con respeto mutuo elevar la calidad del debate público y hacer propuestas viables.

 

Vamos a salir de esta pandemia, pero debemos hacerlo con un Peru que sume y que no reste, que en medio de esta dura experiencia saquemos valiosas conclusiones y convirtamos la dificultad en una oportunidad.

Dios nos bendiga

Saludos

Enrique Cornejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: