La importancia de la conectividad logística en la pandemia

 

 

John Pearson, CEO de DHL Express afirma que «La crisis actual ha demostrado que los contactos internacionales son indispensables para mantener la economía global, asegurar el sustento de las personas y ayudar a las empresas a reforzar sus niveles comerciales».
«Las cadenas de suministro y redes logísticas conectadas desempeñan un papel esencial para asegurar que el mundo siga funcionando y estabilizar la globalización, especialmente en una crisis que abarca todo el planeta. Eso nos recuerda la necesidad de estar preparados para cualquier eventualidad. El reciente avance decisivo en el desarrollo de la vacuna resalta la importancia de una logística médica rápida y segura, dependiente de una red mundial interconectada que asegure de manera efectiva

La economía cae pero no como otras situaciones traumáticas.
Tras haberse mantenido constante la conectividad logística 2019, las estimaciones actuales sugieren que el índice caerá de manera significativa en 2020, pero sin llegar a caer al nivel general de conectividad global por debajo de los niveles de la crisis financiera global de 2008-2009.
Los flujos de comercio y capital ya han comenzado a recuperarse, y los flujos internacionales de datos se incrementaron durante la proliferación de la pandemia, cuando los contactos personales fueron trasladados al mundo online, provocando un auge del tráfico internacional de Internet, las llamadas internacionales y el e-commerce.

 

Europa lidera el ranking de los países más conectados globalmente.
Los datos más recientes muestran que Países Bajos ocupan el primer lugar en el ránking de los países más conectados del mundo. Singapur, Bélgica, los Emiratos Árabes Unidos e Irlanda completan la lista de los cinco primeros puestos.
Singapur lidera el índice respecto a los flujos internacionales en relación con la actividad nacional. Asimismo, ningún país posee una distribución de flujos más global que el Reino Unido. Europa es la región del mundo más globalizada, y 8 de los 10 países más conectados globalmente pertenecen a esta región.
El Viejo Continente es primero en flujos de comercio y de personas, mientras que Norteamérica es la región número uno en flujos de información y de capital. La lista de economías que destacan considerablemente entre sus iguales en términos de flujos internacionales está liderada por Camboya, Singapur, Vietnam y Malasia. Las cadenas de suministro regionales son un factor determinante en el rendimiento de los países del sudeste asiático.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: