La justicia alemana condena a cadena perpetua a un excoronel sirio por crímenes contra la humanidad

Un excoronel de los servicios de inteligencia sirios fue condenado en Alemania a cadena perpetua por crímenes contra la humanidad, segundo veredicto dentro de este juicio sin precedentes sobre los abusos cometidos por el régimen de Bashar al Asad. 

El Alto Tribunal regional de Coblenza, al oeste de Alemania, declaró a Anwar Raslan, de 58 años, culpable de la muerte de al menos 27 prisioneros y de la tortura de miles de presos en un centro de detención secreto en Damasco, entre 2011 y 2012. 

Es la segunda condena que se pronuncia en este juicio histórico, tras la emitida en febrero de 2021 contra un agente de la inteligencia siria de menor grado que Raslan. 

El alto responsable militar estaba acusado del asesinato de 58 personas y la tortura de 4.000 en el centro de detención Al Khatib, llamado también «rama 251». Sin embargo, no todos ellos pudieron ser demostrados en el proceso. 

«Esto es realmente histórico», dijo el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), Kenneth Roth, a los reporteros en Ginebra después del veredicto. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: