La población iraní, entre malas noticias y un día a día deprimente.

Los habitantes de Teherán viven un día a día deprimente, tras una serie de acontecimientos traumatizantes que han agravado el pesimismo y las dificultades económicas de su país, sometido a duras sanciones internacionales.

En el norte de la capital y en un soleado día que a lo lejos hace brillar la nieve de las majestuosas montañas, un grupo de muchachas se cambia las ideas en las tiendas del barrio residencial de Tajrish. Eluden sutilmente los códigos vestimentarios impuestos en el país, con sus cortos abrigos, sofisticado maquillaje y velos que dejan libre una cada vez mayor porción de cabello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: