La selva de Cusco muestra su gran riqueza biológica registrada este año

 

 

Fueron registrados en ámbito del Programa de Monitoreo de la Biodiversidad de Camisea

Jaguares, tapires y una gran diversidad de aves e insectos fueron algunas de las especies que viven en el Bajo Urubamba, en la selva de la región Cusco, avistadas este año. La amazonía cusqueña forma parte de unas de las zonas de mayor diversidad en el mundo.

Así lo informó el Consorcio Camisea, que detalló que a través de su Programa de Monitoreo de la Biodiversidad (PMB), que investiga y preserva para la ciencia a más de 2,200 especies terrestres y acuáticas, logró captar en la Amazonía de Cusco al jaguar, el mayor felino de América.
Detalló que el jaguar, llamado también otorongo, fue fotografiado por las cámaras trampa cerca de la planta de gas Las Malvinas de Camisea. Estos dispositivos se activan cuando un animal pasa por su rango de visión, y así detectaron esta variación de la especie, denominada jaguar melánico (negro), caminando entre la selva.
Este animal llega a pesar 130 kilos, puede medir hasta 1.80 metros y es un cazador que, a diferencia de otros felinos, no le teme al agua para perseguir a sus presas. También se logró captar a dos ejemplares más, un macho y una hembra, que se apareaban alrededor de la zona de influencia del proyecto.
En el trabajo del Programa de Monitoreo Ambientala colaboran 250 coinvestigadores de las comunidades indígenas yines o matsigenkas del Bajo Urubamba, que se sumaron a los 185 investigadores profesionales para documentar el Bajo Urubamba. Además, ellos supervisan el impacto y estudian permanentemente las zonas cercanas a las operaciones de Camisea.
El tapir, o sachavaca (tapirus terrestres), es otro de los animales que el PMB captó con sus cámaras trampa. Según un informe del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), esta especie tiene una relevancia cultural, biológica y económica desde el Perú precolombino.
presentó la lista de especies más sorprendentes como el jaguar, el tapir y diversidad de insectos coloridos que fueron registrados este 2020 en la espesura del Bajo Urubamba, Cusco, zona considerada dentro de los 34 hotspots de biodiversidad del mundo.
La Amazonía peruana es considerada un “hotspots” de biodiversidad debido a su gran riqueza de especies de flora y fauna, muchas de ellas endémicas, y es digna de una protección especial frente a la amenaza existente por el cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: