Lima: Comerciantes doña riñón y salva la vida de su hija

Una hija adolescente, quien sufría una falla renal aguda y estaba internada en el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, fue salvada por su padre, quien donó su riñón para darle una mejor vida.

Un padre de familia que desde hace cinco años inició una lucha por la salud de su hija adolescente, quien fue diagnosticada de una falla renal aguda, no dudó en donarle uno de sus riñones para salvar su vida en el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja.

La jefa de la Unidad de Donación y Trasplante, Dra. Melva Benavides López, dijo que Aracely I.V. (14) fue diagnosticada de un síndrome urémico hemolítico cuando tenía 3 años, provocando el deterioro progresivo de la función renal. Desde entonces inició un tratamiento médico estricto, pero a los 10 años le detectaron un problema renal que requirió el inicio de diálisis. Paralelamente ingresó a lista de espera para un trasplante de riñón.

En medio de la crisis sanitaria nacional y ante la falta de un donante, el padre de la menor se ofreció como voluntario. De inmediato, padre e hija fueron sometidos a los exámenes correspondientes y al ser calificados como compatibles se programó la cirugía de alta complejidad para el 15 de mayo último.

En medio de la segunda ola por la covid-19 y cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, los cirujanos, anestesiólogos, instrumentistas experimentados en trasplantes de órganos sólidos con apoyo de médicos especializados en trasplante realizaron la exitosa operación que duró cerca de nueve horas.

Con lágrimas en los ojos, Pedro Ito Rojas, natural de Puno, agradeció al equipo multidisciplinario de la Institución por salvar la vida de la última de sus tres hijos.

“Por amor a mi hija decidí ofrecerme como donante, vi el sufrimiento de mi hija y por eso le cumplí su sueño. Ahora va a poder llevar una vida normal y hacer todo lo que se proponga. Gracias a los médicos por este milagro”, dijo el comerciante Pedro Ito.

El 23 de mayo se conmemora el Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos y el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja, liderado por la Directora General, Dra. Zulema Tomas Gonzáles sigue realizando estas cirugías de alta complejidad para salvar la vida de los niños.

Desde el año 2017 a la fecha, este centro pediátrico realizó 25 trasplantes de órganos sólidos, de los cuales 20 son renales y cinco hepáticos. Actualmente, se tienen 12 niños en lista de espera por un trasplante renal, 2 por un trasplante hepático y 2 de córnea.

La pandemia por SARS-CoV-2 redujo la tasa de donantes voluntarios. En el 2019 la cifra era de 2.3 donantes por cada millón de habitantes, hoy la tasa de donación es de 0.5 donantes por millón de habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: