¿LOS VIEJOS A LA TUMBA Y LOS JÓVENES A LA OBRA?

¿LOS VIEJOS A LA TUMBA Y LOS JÓVENES A LA OBRA?

DESDE MI ESQUINA

Por; César Véliz Mendoza
Responsabilizando a la clase política de entonces por la derrota en la guerra con Chile (1879) Manuel González Prada lanzó la frase: “Los viejos a la tumba y los jóvenes a la obra”. Pareciera que tan lapidaria frase, gente de izquierda, con cierto rencor, pretende calzarla en los momentos actuales. Mal.
El presidente Sagasti destacó, en su primer mensaje, la fuerza juvenil en las calles tras vacancia de Vizcarra y renuncia de Merino. Cuidado; los jóvenes no deben creer que tienen el monopolio de la verdad. La sabiduría vendrá con los años, cuando viejos. Entonces, no apresurarse en despreciar a los viejos.
El Presidente es académico. Por lo tanto, sabe que el país sufrió el sangriento terrorismo entre 1980-2000, sin embargo, muchos jóvenes desconocen que los asesinos y secuestradores de Sendero y MRTA dejaron 60 mil víctimas entre campesinos, autoridades y policías que también merecen homenaje público.
Sendero fue derrotado militarmente, pero su ideología modernizada la han infiltrado en redes, universidades, ministerios, marchas y partidos políticos. Su objetivo: utilizar la democracia, llegar al poder y hacer del Perú otra Venezuela. Exigirán nueva Constitución para cerrar empresas y alejar la inversión privada.
Muchos jóvenes también desconocen que en mayo de 1980 senderistas, enemigos de la Democracia, atacaron el Jurado Electoral de Chuschi (Ayacucho) y quemaron ánforas. El día que Belaunde asumía el mando el 28 de julio de ese año, los comunistas de Sendero, volaban su primera torre de alta tensión en Huancavelica. Belaunde dijo: “es obra de abigeos” Se equivocó. Los académicos también pueden equivocarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: