Médicos especializados del INSN San Borja reconstruyeron esófago a niña de 2 años

Una niña de 2 años que no podía alimentarse desde su nacimiento debido a que fue diagnosticada de una atresia de esófago “long gap” (ausencia de una parte del esófago) fue sometida a una cirugía de alta complejidad que consiste en la reconstrucción del esófago que permitió crear pase desde la garganta hacia el estómago, a cargo de cirujanos especializados de Cirugía Pediátrica del Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja.

La cirujana pediátrica del INSN San Borja, Dra. Lennye Flores Carbajal, explicó que la pequeña Kim L.Ch. nació sin esófago, lo cual hacía imposible su alimentación por la boca. Inicialmente, el equipo multidisciplinario realizó una gastrostomía que consiste en un procedimiento para colocación de un tubo de alimentación por la pared abdominal que conecta al estómago permitiendo la nutrición de la menor.

De esta forma, la niña comenzó a alimentarse con el fin de ganar peso, permitiendo que en abril último se concrete una cirugía por técnica toracoscópica.

Esta técnica mínimamente invasiva consiste en realizar un corte pequeño en la piel de 0,5 cm. para introducir los instrumentos con los que se procedió a la reconstrucción del esófago.

En kim esta reconstrucción se pudo lograr usando su propio esófago para darle continuidad al tubo digestivo. Este método es la mejor opción quirúrgica para evitar mayores complicaciones a la paciente.

La cirugía se planificó en paralelo con anestesiólogos, gastroenterólogos, neumólogos, fisioterapeutas y pediatras con apoyo de enfermeras y tuvo una duración de 4 horas aproximadamente.

“Mediante el estudio de esofagograma hemos verificado el correcto pasaje desde la boca hacia el estómago. Dos meses después Kim ha comenzado a alimentarse por la boca y poco a poco lo hará como una niña normal”; destacó la Dra. Flores.

A pesar de la crisis sanitaria nacional por covid-19, el INSN San Borja, liderado por la Directora General, Dra. Zulema Tomas Gonzáles, no ha dejado de atender estas cirugías de alta complejidad y ya son 23 operaciones similares realizadas en tiempo de pandemia.

El INSN San Borja destaca esta cirugía de alta complejidad en el marco de su octavo aniversario que se conmemoró el 24 de junio y que logró concretar más de 33 mil cirugías complejas a niños de todo el país, al ser un centro pediátrico quirúrgico y de referencias a nivel nacional que atiende casos como malformaciones congénitas, tumores cerebrales, problemas neurológicos, trastornos hematológicos, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: