Minsa: Más de 35 000 emolienteros se unen a la lucha contra la COVID-19

Minsa: Más de 35 000 emolienteros se unen a la lucha contra la COVID-19

Serán capacitados para difundir mensajes de prevención del coronavirus a su clientela

Como parte del plan frente a una posible segunda ola de COVID-19, más de 35 000 emolienteros de todo el país se unen a la lucha contra el coronavirus. Ellos, además de cumplir con los protocolos sanitarios durante el ejercicio de sus labores, también serán capacitados por el Ministerio de Salud (Minsa) para difundir mensajes de prevención a su clientela.

El director de Promoción de la Salud del Minsa, Alexandro Saco, indicó que si bien los vendedores emolienteros deben seguir normas contempladas en su rubro, también pueden contribuir a la difusión de las medidas de autocuidado para lo cual serán capacitados por el Minsa, ya que tienen llegada diaria a miles de personas.

“Los emolienteros contribuirán en la tarea de ayudar a difundir los mensajes de prevención tanto en su barrio, familia y, principalmente, a las personas que atienden diariamente, recomendándoles el uso de la mascarilla, el lavado de manos por 20 segundos, el distanciamiento de 1.50 m, además de privilegiar el uso de los espacios al aire libre”, detalló.

Asimismo, Saco destacó que para atender a sus usuarios deben usar guantes, mascarillas y mamelucos de bioseguridad o mandiles blancos largos. También es necesario que cuenten con gel o alcohol para sus clientes y una barrera protectora transparente para evitar posibles contagios de la COVID-19.

“El rubro señala que deben atender solo dos personas en los carros emolienteros y el servicio es solo para llevar, está prohibido consumir en el lugar de compra; una persona toma los pedidos, recibe el pago y da el vuelto y el otro sirve los productos”, refirió.

Por su parte, el secretario de la Federación Nacional de Trabajadores Emolienteros y Afines del Perú (Fentep), Edgar Sáenz, se comprometió a que todos sus afiliados seguirán estas medidas de prevención y ayudarán en la difusión de los mensajes de prevención.

“Nuestros colegas emolienteros durante la cuarentena no realizaron sus labores. Sin embargo, levantada la restricción, nos comprometemos a continuar con la tradición, en concordancia con la nueva normalidad para prevenir la COVID-19. Además, nos convertiremos en agentes de cambio con la difusión de los mensajes de salud”, resaltó.

Es importante mencionar que el emoliente es una bebida tradicional y hoy forma parte de la oferta gastronómica peruana, a la que se le atribuye diferentes propiedades medicinales. Muchas personas la consumen por sus propiedades diuréticas y desinflamantes, mientras que otras lo toman para protegerse del frío o, simplemente, refrescarse la garganta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: