Orlando Angulo Trujillo

Dr. Orlando Angulo Trujillo

Ex Profesor Principal de la Universidad Nacional De Trujillo

orlantru@gmail.com

GRUPO DE LIMA: DIGNIDAD E INDIGNIDAD LATINOAMERICANA

El pueblo argentino recupera su dignidad con la honorable decisión de su gobierno del presidente Alberto Fernández, de retirarse del llamado Grupo de Lima, dado a conocer mediante un comunicado de la Cancillería Argentina, el día 24 de marzo del 2021, “Día Nacional de la Memoria”; por “considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, y porque “la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro gobierno no ha podido ni puede acompañar”. El sector de oposición se refiere a Juan Guaidó.

El Grupo de Lima nació el 08 de agosto del 2017 en la ciudad de Lima, como producto de una reunión en palacio de Torre Tagle, de representantes de gobiernos Neoliberales, organizado y convocado por Donald Trump y su cómplice Pedro Pablo Kuczynski, y la presencia de la OEA y la Unión Europea.

El pretexto y objetivos encubiertos lo establecieron en una Declaración de Lima: Acompañar a la oposición venezolana para buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela, liberación de los presos políticos, elecciones libres, ayuda humanitaria, y crítica a la ruptura del orden institucional. Estos gobiernos dóciles y serviles al imperio, fueron 14: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana, Santa Lucía y Canadá. A Bolivia lo integra el 22 de diciembre del 2019, la Sra. Jeanine Añez, presidenta de facto.

El verdadero objetivo de este Grupo, es aplastar al gobierno y al pueblo venezolano que apoya y defiende su REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, desde Hugo Chávez que lo inicia en 1999 hasta la fecha con Nicolás Maduro. El bloqueo económico y las agresiones criminales de toda clase, como estrategia imperial, no han logrado el objetivo de derrocar al gobierno ni tampoco humillar con la amenaza de invasión militar. El poder mediático de la prensa oligárquica contribuye a deformar la realidad de Venezuela, además de la violación de los derechos humanos contra el pueblo.

La Relatora Especial de las Naciones Unidas, Sra. ALENA DOUHAN, visitó la República Bolivariana de Venezuela del 01 al 12 de febrero del 2021. Al final ofreció una conferencia de prensa presentado por TELESUR a nivel mundial. Lo que ella detalló de las atrocidades en Venezuela, la prensa neoliberal calló porque es cómplice del imperio.

El propósito de la Sra. DOUHAN, quién es una profesional investigadora especialista en Derechos Humanos y no cobra ningún salario a la ONU, fue verificar el impacto generado en el pueblo venezolano, de las agresiones y sanciones contra los derechos humanos, impuestos por el gobierno de Estados Unidos desde 2005 hasta la actualidad. Sus conclusiones son preliminares dado que el informe completo se presentará al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el mes de septiembre del 2021.

Estados Unidos impuso sanciones y bloqueo económico para derrocar al presidente Maduro y ser reemplazado por Juan Guaidó, que es un traidor y servil al imperio, para que luego como presidente entregue los recursos naturales de Venezuela a las transnacionales norteamericanas.

El escritor argentino Atilio Borón, nos hace conocer dos documentos del imperio, uno elaborado por la CIA “De la Dictadura a la Democracia” o “Manual de Operaciones”, donde se indica todos los pasos detallados para derrocar un gobierno como el de Venezuela y que escapa a su control. Otro es el documento “Venezuela libertad 2”, elaborado por el “Comando Sur” de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Con lo cual se demuestra que Estados Unidos, lo tiene todo planificado y están aplicándolo en Venezuela, además lo tienen listo para toda América Latina.

Estados Unidos agrede a Venezuela por 2 aspectos: Uno es el deseo de adueñarse de sus recursos naturales, y otro es porque considera a Venezuela como la principal amenaza actual para el capitalismo en América Latina y el mundo. Es conocido que, con la política económica y social, Venezuela estaba llegando a superar los problemas sociales de su pueblo, dado que tenía una gran renta del petróleo, cuando su precio era más de 100 dólares el barril, y cuya renta lo invertía a solucionar tales problemas sociales, en alimentación, vivienda, salud, educación, etc. Con ello generaba una amenaza para el capitalismo, porque demostraba una buena alternativa para generar desarrollo social con otro modelo económico social alternativo al margen del capitalismo. Esto, el imperio lo considera una amenaza para su seguridad con respecto a su sistema económico y su ideología, que considera que el capitalismo es eterno y que ha vencido al socialismo, tal como sostienen sus apologistas como Francis Fukuyama en su libro “El Fin de la Historia y el Último Hombre”.

El otro aspecto que aplica Estados Unidos, de acuerdo a sus manuales operativos en Venezuela, es crear caos y división de nuestros pueblos latinoamericanos para dominarlos con más facilidad, apoyados ideológicamente por el Poder Mediático Continental. Con el caso Guaidó, transmite un claro mensaje de su democracia, nos dice: Elijan a su presidente cada 5 años, pero si no nos gusta, nosotros les elegimos otro presidente, y si no les gusta y si protestan, nosotros los invadimos militarmente. Esa es su concepción de su política con nosotros latinoamericanos. Todo lo demás no le importa. Esa es su política del Gran Garrote, demostrado en Venezuela.

CONCLUSIÓN: Estados Unidos, en su locura geopolítica, está preparando una guerra en el Medio Oriente, lo cual es una amenaza de grandes proporciones para la extinción de toda la humanidad en el planeta. Por eso consideramos una tarea importante la de impedir y rechazar la política agresiva del imperialismo norteamericano a nuestros pueblos y a sus medios de desinformación que lo acompañan. A su vez, hay que asimilar la información real, como de la relatora de la ONU, que nos oculta la prensa oligárquica. En ello consiste nuestra dignidad como pueblo latinoamericano, heredero de nuestras culturas originarias y de la heroica acción de los libertadores. Todo lo que se oponga e identifique a ello es INDIGNIDAD.

Sugiero: Leer el informe de la Sra. ALENA DOUHAN que está en internet. También el comunicado de la Cancillería Argentina.

Trujillo – Perú, 31 de marzo del 2021.

 

A %d blogueros les gusta esto: