PERÚ: EL 72% DE FALLECIDOS POR COVID SON VARONES

PERÚ: EL 72% DE FALLECIDOS POR COVID SON VARONES

El coronavirus golpea más a los varones. Cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 60% de los fallecidos por contagio del Covid 19 son varones. En el Perú, la tendencia respecto al género se mantiene aunque en este caso la tasa de mortalidad de los varones llega al 71.7%, en tanto el de las mujeres es de 28.3%.

Otro dato importante aportado por las cifras de la OMS es que del total de varones fallecidos como consecuencia del coronavirus, el 90% tenía más de 60 años de edad, razón por la cual este grupo humano es considerado de mayor riesgo.

La pregunta es ¿Por qué razón la letalidad en los varones es tan marcada respecto a las mujeres? Una reciente entrevista al doctor César Cabezas, a la sazón jefe del Instituto Nacional de Salud (INS), revela según palabras del galeno que “los varones tienen una predisposición genética para contraer ciertas enfermedades como el Covid 19”.

A decir de Cabezas; “los varones son biológicamente diferentes de las mujeres y por ello su respuesta inmunológica también es distinta.  Por esa razón padecen formas severas del coronavirus”.

De ahí que enfermedades como la hepatitis B, el cáncer de hígado o la cirrosis suelen presentarse más en hombres y no tanto en mujeres porque ellas están protegidas por los estrógenos (hormonas femeninas).

Sucede que el sistema inmunológico entre hombres y mujeres es distinto porque biológicamente son diferentes y, en el caso de la mujer, “ser madre hace la diferencia pues la convierte en garantizadora de la especie humana”.

 Si las mujeres fueran más débiles o fallecerían con más frecuencia, la especie humana no podría sobrevivir, estaría en riesgo su existencia”, anota Cabezas.

Ahora bien, la predisposición genética en el ser humano se refiere a ciertas características que modifican las superficies celulares y que facilitarían el ingreso de patógenos como virus, hongos o bacterias, explicó por su parte Heinner Guio, médico e investigador principal del INS.

Sostiene que esta predisposición también puede explicarse por cambios en algunos de los 25 mil genes que componen el ADN humano. Al variar su patrón de secuencia, eso puede predisponer a algunas poblaciones a contraer más enfermedades que otras o resistirse a ellas.

“En el caso del VIH, por ejemplo, existen algunas personas que se infectan con el virus y otras no. Esto se debe al cambio que sufre una proteína clave de la célula y que permite el ingreso del virus”, indicó el autor del estudio Diversidad Genética de la Población Peruana.

Guio explica lo que ocurre con las células que se infectan es que en la superficie celular de los pulmones, riñones e hígado existen receptores (proteínas) que facilitan el ingreso de las espículas o espinas (especie de ganchos) del coronavirus.

Toda la información del ser humano se encuentra en sus 23 pares de cromosomas. El par número 23 es el que contiene los cromosomas sexuales X o Y: XY en el caso de los hombres y XX en el caso de las mujeres. 

Uno de los receptores para que este virus ingrese a la superficie celular se denomina ACE-2 y es producido por un gen del mismo nombre que se encuentra en el cromosoma X.

“Siendo así, podría deducirse que las mujeres (al ser XX) tendrían más ACE-2 y, por lo tanto, mayor riesgo de infección o muerte por coronavirus.  Pero, en genética, existe la impronta, un fenómeno por el cual un gen elimina a su copia. Y eso ocurriría con las mujeres, es decir el gen mata a su copia; pero en los hombres (al ser XY) el virus puede seguir viviendo y hacer daño al cuerpo”.

 El receptor

Si el receptor ACE-2 (que es como una cerradura y las espinas del coronavirus las llaves) está presente en grandes cantidades en los pulmones de los varones, desencadenará entonces una reacción exacerbada del sistema inmune. Lo mismo sucede en adultos mayores.

Sin embargo, las personas pueden sufrir una variación genética y el receptor ACE-2 puede variar también. Este cambio impediría que las espículas del coronavirus se “enganchen” con él y, como resultado, que la persona se mantenga con vida por una respuesta inmunológica natural.

Algunos laboratorios ya han creado compuestos biológicos (que simulan ser los receptores celulares ACE-2) para unirlos a las espículas del coronavirus e impedir que ingresen a las células de las personas y, por tanto, las maten.

Guio informó, finalmente, que investigadores del genoma del INS en el Perú, junto a sus pares brasileros y chilenos, se reunirán próximamente para analizar la expresión genética que tienen los receptores ACE-2 en sus poblaciones.

Al tener los resultados, se podrá orientar sobre las medidas de salud pública, priorizar el uso de vacunas y hasta crear nuevas herramientas diagnósticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: