Plasma rico en plaquetas: Medicamento revolucionario para tratar una lesión de rodilla

En los últimos casi 5 años, el plasma rico en plaquetas (PRP), tratamiento que comúnmente solemos asociar con la medicina estética y regenerativa, se ha convertido también en una alternativa viable para tratar de manera eficaz una gonartrosis de rodilla o desgaste de cartílago articular, donde a la fecha 60 pacientes en el Perú han optado por la aplicación de PRP de modo intraarticular y 11-13 personas por una vía intraósea, evidenciando una mejoría tanto funcional como en disminución de dolor en el lapso de un año.

“Puntualmente hablando de una gonartrosis, la aplicación intraarticular de PRP ha sido el método de uso empleado desde hace muy poco tiempo. Este, no actúa sobre el hueso subcondral, el cual es un elemento clave en la patogénesis de la osteoartrosis, debido a que provee soporte nutricional al cartílago a través de canales y vasos. Asimismo, restaura la homeostasia de la unidad hueso-cartílago y con ello se desacelera el proceso de adelgazamiento del cartílago articular y progresión de la artrosis”, Guillermo Araujo –Médico Traumatólogo.

De acuerdo al Dr. Araujo, el tratamiento puede aplicarse de maneras distintas: La primera es mediante aplicación intraarticular (solo atraviesa la piel y cápsula articular), la cual se realiza en consulta con o sin guía ecográfica, bajo una inyección normalmente realizada al lado lateral de la rodilla (directamente o con anestesia local), específicamente al costado de la rótula. Una segunda opción es la aplicación intraósea (dentro del hueso), se procede a realizar una artroscopia coadyuvante con la finalidad de lavar la articulación, dejándola seca. Posterior a ello, se aplica de manera intraósea 5 centímetros cúbicos de plasma rico en plaquetas tanto en el platillo tibial medial y el cóndilo femoral medial, utilizando una aguja de biopsia aspiración de médula ósea.

El tratamiento a base de PRP se puede complementar con la aplicación intraarticular de ácido hialurónico lineal a partir de la tercera a cuarta semana del tratamiento. Idealmente se usa la presentación que cuenta en un solo inyectable tanto de ácido hialurónico de alto y de bajo peso molecular. Esta característica otorga al tratamiento secuencialmente de dos acciones fundamentales: Por una parte, la lubricación y amortiguación articular gracias a la acción del ácido hialurónico lineal de alto peso molecular; y por otra, la estimulación de la producción endógena de ácido hialuronico (producido por el organismo) gracias a la acción del ácido hialurónico de bajo peso molecular en alta concentración.

Vale indicar que, la también conocida osteoartrosis de rodilla se presenta en un 6% de la población mayor de 30 años, misma que se incrementa a más del 40% en personas mayores de 70 años, donde el 25% no puede realizar la mayoría de sus actividades de la vida diaria.

“Se estima que para el año 2050, 130 millones de personas padecerán de osteoartrosis. De esto se extrapola que la osteoartritis o artrosis se incrementó en el mundo con el envejecimiento de la población y es la sexta causa de años perdidos por discapacidad a nivel mundial, significando que cerca del 3% de años de vida perdidos por discapacidad, el 10% correspondería a los hombres y el 18% a las mujeres de más de 60 años”, Guillermo Araujo –Médico Traumatólogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: